Deportes

La nueva España está aún verde

Un despiste defensivo le dio la victoria a Francia ante un combinado nacional con varios estrenos

el 05 sep 2014 / 00:43 h.

Imagen del partido Francia - España en el estadio de Saint Denis (París). Perdieron los de Del Bosque 1-0. / EFE Imagen del Francia - España en el estadio de Saint Denis (París). Perdieron los de Del Bosque 1-0. / EFE La primera cita de España tras el fracaso mundialista se ha saldado con una derrota en el Estadio de Francia (1-0) en un encuentro en el que los de Vicente del Bosque, con muchas novedades, tutearon a los locales pero cayeron tras un despiste defensivo aprovechado por Loic Rémy. La revolución que pedía el naufragio de Brasil demostró que se necesita mucho tiempo para encontrar la identidad que convirtió a España en la referencia futbolística mundial durante muchos años. La Selección buscó el juego de toque, la posesión permanente y el fútbol templado, pero el experimento no soportó la prueba de la memoria, todavía muy reciente, ni la de la eficacia. Francia apretó más y a España le costó situarse. Eso sí, es una derrota que sólo tiene consecuencias morales, al tratarse de un amistoso. Francia, que no ganaba a España desde el Mundial de Alemania de 2006, aprovechó el despiste antes comentado (el cemento todavía fresco) para acabar con una de sus bestias negras. Imagen del partido Francia - España en el estadio de Saint Denis (París). Perdieron los de Del Bosque 1-0. / EFE Imagen del partido Francia - España en el estadio de Saint Denis (París). Perdieron los de Del Bosque 1-0. / EFE Hasta tres debutantes alineó Del Bosque de inicio: Raúl García, Daniel Carvajal y Mikel San José, símbolo de que corren nuevos tiempos. A ello se sumó la presencia de David de Gea entre los palos. La renovación también afecta a Casillas. Después entraron Iturraspe y Alcácer. La nueva España salió amedrentada. Benzema y Pogba avisaron en los diez primeros minutos. La Selección tardó en controlar el juego, el tiempo que le costó encontrar su sitio a Koke, auxiliado por Cesc, oxigenado por Busquets y con un Carvajal que se multiplicó en la banda derecha. El partido evidenció que Costa aún no se ha adaptado al juego español. No pasó gran cosa en la primera parte. Y la segunda comenzó igual, con Francia avisando (gol mal anulado a Benzemá) y España con dificultades. El despiste defensivo sí sería penalizado por los galos a falta de 20 minutos, cuando todo el equipo se quedó paralizado por la lesión de Cazorla y Valbuena aprovechó para centrar y Loïc Rémy para rematar. Las protestas españolas porque los franceses no pararan el juego no pararon la euforia de la grada. España lo intentó al final sin éxito.

  • 1