Local

La nueva gripe se sigue extendiendo

La incertidumbre en torno a la evolución y consecuencias de la epidemia de gripe porcina (la OMS ha elevado ya el nivel de alerta sanitaria a la fase 5 -de seis- por la rápida expansión de la enfermedad) ha disparado las alarmas en todos los rincones del globo. España ha sido el primer país de la UE en activar su plan de respuesta y también el más afectado...

el 16 sep 2009 / 02:04 h.

TAGS:

La incertidumbre en torno a la evolución y consecuencias de la epidemia de gripe porcina (la OMS ha elevado ya el nivel de alerta sanitaria a la fase 5 -de seis- por la rápida expansión de la enfermedad) ha disparado las alarmas en todos los rincones del globo. España ha sido el primer país de la UE en activar su plan de respuesta y también el más afectado, con diez casos confirmados, uno de ellos por contagio indirecto ya que se trata de una persona que no viajó a México aunque sí su pareja. Desde distintos ámbitos oficiales se propone que se denomine nueva gripe en vez de gripe porcina a este virus, para evitar las consecuencias negativas en el sector ganadero y por pura exactitud científica, dado que no es una enfermedad que se transmita por el contacto directo con los cerdos. Los expertos sanitarios conocen bien la estructura de este virus AH1N1 y saben que es poco probable que el brote se detenga en este punto. Pero poco más. Ignoran cómo afecta a las personas y cómo puede evolucionar de ser un agente patógeno leve a revestir extrema gravedad. Las comparaciones con la epidemia de gripe española de 1918, que fue primero una dolencia insignificante y meses después rebrotó como un virus letal que acabó con la vida de 40 millones de personas, no han sido muy afortunadas. Este desliz de la OMS contribuye a generar una psicosis que los medios de comunicación alimentan a diario. No obstante, la información es imprescindible en situaciones como ésta, dado que una buena preparación preventiva es fundamental para frenar la expansión de la enfermedad hasta tanto no se consiga producir una vacuna específica. Seguir al pie de la letra las recomendaciones de las autoridades sanitarias en lo referente a higiene y precauciones básicas y requerir a un especialista a la primera sospecha son, en estos momentos, las únicas medidas razonables para la población en general y, mientras no se diga lo contrario, un alarmismo infundado sólo acarrea inconvenientes.

  • 1