Local

La nueva ley del aborto ya entrará en vigor este verano

Las menores de edad sólo deberán informar a sus padres, salvo conflicto.

el 24 feb 2010 / 21:17 h.

TAGS:

Francisco Caamaño (en el centro) junto a Bibiana Aído, Leire Pajín, Beatriz Corredor y otros senadores socialistas.
La ley que, en 1985, supuso uno de los cambios legislativos y sociales más importantes en España, acaba de sufrir su mayor transformación. El Senado aprobó ayer la reforma de la ley del aborto tras cinco meses de tramitación. El texto recibió 132 votos a favor, 126 en contra y la abstención de un senador de CiU.

 

La reforma legislativa superó así tanto los tres vetos presentados por el PP, Unió y UPN, como las 88 enmiendas parciales de los diferentes grupos y contó con el apoyo del PSOE, Entesa Catalana de Progrés (PSC-ERC-ICV), PNV, BNG y de algunos senadores del Grupo Mixto y de CDC-CiU. La norma reformada entrará en vigor dentro de cuatro meses, tras su publicación en el BOE. La senadora del PSOE y secretaria de Organización de este partido, Leire Pajín, indicó que esta ley es una "propuesta madurada" que ha llegado a la Cámara Alta tras casi dos años de "reflexión y puntos de encuentro".

Pajín se refirió a que la base de esta iniciativa ha sido, sobre todo, "escuchar" a muchas organizaciones de mujeres, algunas de las cuales estaban presentes en el debate y aplaudieron a la portavoz. Porque, según dijeron, ayer era "un día para celebrar". Mientras la reforma salía adelante, no obstante, a las puertas del Senado se concentraron grupos antiabortistas que entregaron la pasada semana más de un millón de firmas en contra de esta reforma. Desde el PP, la senadora Carmen Dueñas acusó a los socialistas de "imponer el aborto libre a la sociedad española" porque hasta la semana 14 de gestación "no hay que dar explicación para abortar".

Ley de plazos. Se refería con ello Dueñas al hecho de que la norma aprobada sea una ley de plazos. Esto es, que contempla el aborto libre en las primeras 14 semanas de gestación, a petición de la embarazada. Hasta las 22 semanas, el embarazo podrá interrumpirse sólo si existe grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada o graves anomalías en el feto.

Finalmente, el texto aprobado ayer sitúa en los 16 años la mayoría de edad para decidir sobre la interrupción del embarazo, aunque incorpora la obligación -hasta los 18- de informar a los padres, a no ser que haya riesgo de conflicto o violencia familiar. Ésta ha sido la parte más polémica del nuevo texto.

La ley de 1985 despenalizó el aborto en las primeras 12 semanas de embarazo en el supuesto de violación, hasta 22 semanas en casos de riesgos de malformación en el feto y sin límite en el supuesto de riesgo para la salud física y mental de la madre. Antes, había sido siempre ilegal con la única excepción de la legislación aprobada en Cataluña durante la II República. Desde 1985, los abortos voluntarios han ido aumentando hasta situarse por encima de los 100.000 anuales.

  • 1