Local

La nueva sede policial sufre un riesgo "grave e inminente"

Prevención de Riesgos Laborales alertó de que hay filtraciones de agua junto a instalaciones eléctricas.

el 16 jun 2011 / 20:51 h.

TAGS:

Las instalaciones de la Policía Local en la Cartuja.

Las nuevas dependencias en el Paseo Marqués del Contadero a las que se ha trasladado parte de la Policía Local para entregar su edificio y así evitar pagar un alquiler no sólo no tienen espacio suficiente, sino que existe "riesgo grave e inminente" al coincidir en varios puestos de trabajo filtraciones de agua e instalaciones eléctricas. Así lo certificó un informe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, que en febrero de 2010 exigía trasladar varios puestos de trabajo de la entonces delegación de la Mujer.

Se reclamaban mejoras como reubicar "con carácter inmediato" los puestos de trabajo en los que se comprobó que entraba agua del local adjunto, lo que creaba un "riesgo grave e inminente por la presencia" en esos lugares "de instalaciones eléctricas por medio del cableado que abastece a distintos equipos eléctricos". Prevención instaba a arreglar estas filtraciones, "que en los días de lluvia tienen que ser recogidas en recipientes".

Las mejoras nunca llegaron porque el verano pasado el área de la Mujer fue trasladada para iniciar en los bajos de Marqués del Contadero las obras del centro de interpretación turística del río. Pero un año después, los almacenes de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local, su servicio de vestuario, la oficina técnica y la Academia han recalado en el edificio, que conserva un denso olor a humedad y las paredes apulgaradas por el agua.

QUEJAS DEL SPPME. "No pasa nada, estamos acostumbrados a que nos den los sitios que no quiere nadie", ironizó ayer Manuel Bustelo, presidente del mayoritario Sppme, que resaltó la falta de espacio en estas dependencias. El traslado se ha realizado porque el retraso de las obras de la nueva Jefatura de la Ranilla ha impedido dejar unos edificios ya propiedad de la constructora Detea, en virtud del acuerdo para ejecutar la Jefatura. La mudanza permitirá entregar esta sede a Detea y ahorrarse así el alquiler. Bustelo se preguntó "cómo de provisional" será este nuevo espacio y lamentó no haber sido informado del traslado por el nuevo Gobierno, que aún no se ha puesto en contacto con el sindicato.

"La Policía siempre es lo más importante en campaña electoral, y luego lo último de lo que se ocupan", se quejó Bustelo, que añadió que entre la plantilla, "muy quemada" tras los enfrentamientos con la corporación anterior, "el malestar crece cada día más". "Hay asuntos que no pueden esperar ni los 100 días de cortesía y el Gobierno lo sabe porque se lo trasladamos antes de las elecciones", sentenció, como la necesidad de incrementar la plantilla -el PP ha prometido 300 agentes más- o pagar los atrasos a los policías.

  • 1