sábado, 16 febrero 2019
20:02
, última actualización
Local

La obra del antiguo mercado de la Carne se pospone sin fecha

Urbanismo y Sando negocian dar prioridad al aparcamiento de 800 plazas y al arreglo de la estación de Cádiz.

el 19 jun 2010 / 17:42 h.

TAGS:

El mercado presenta un aspecto lamentable desde hace años.

Diez años y medio lleva el antiguo mercado de la Puerta de la Carne a la espera de una restauración. Y sigue sin fecha. Después de que el Ayuntamiento iniciase el pasado noviembre el trámite para revocar el contrato con Sando (que debía restaurar el antiguo mercado y la estación de Cádiz a cambio de construir y explotar un parking de 800 plazas delante de la estación), ambas partes quieren ahora llegar a un acuerdo para desbloquear el proyecto. Eso sí, se priorizará la rehabilitación de la estación para que siga albergando el mercado y, sobre todo, la construcción del aparcamiento, que sí es un negocio seguro dada la falta de plazas en la zona. La recuperación del antiguo mercado, por tanto, se aplaza sine die, una vez más.

El delegado de Urbanismo, Manuel Rey, aseguró a este periódico en una entrevista que se ha parado el traslado de los placeros a la calle Campamento (mudanza que costaba 600.000 euros) ante las "dudas razonables" surgidas sobre el inicio de las obras.

De hecho, el Consistorio inició el rescate de la concesión porque la empresa malagueña incumplió los plazos de un proyecto que, en plena crisis, requiere mucha inversión. Ahora el Ayuntamiento quiere pactar una revisión del proyecto (si Sando recurre a los tribunales las obras podrían retrasarse años) y así garantizar, al menos, que el mercado sigue funcionando. "Aunque el mercado estéticamente no está bien y necesita mejoras notables, los comerciantes prefieren quedarse antes que volver a irse a otro lado", aseguró Rey.

"Estamos viendo -añadió- en qué medida podemos modificar el proyecto original para poner en carga el aparcamiento y mejorar las condiciones del mercado contando con los comerciantes". A su juicio, el parking es necesario para paliar las necesidades de los vecinos de la zona y del Casco Histórico, como así se lo hicieron llegar vecinos de Santa Cruz.

"Lo prioritario en este momento es -insistió Rey- el mercado y el aparcamiento. El primero porque da respuesta a una demanda real de la zona y, el segundo, porque nos interesa mejorar las condiciones de trabajo de los comerciantes".

Por este motivo, la delegación de Cultura ya anunció que el ICAS trasladará sus oficinas en el calle Silencio (para cumplir el mandato del Pleno de cederlas a la hermandad del mismo nombre) a la Fábrica de Artillería, que este verano pasará a manos municipales tras la mudanza de Defensa.

Aunque el Gobierno municipal (PSOE-IU) anunció el inicio de la restauración del antiguo mercado y la estación para finales de 2008 y después lo aplazó hasta mediados de 2009, lo cierto es que hasta junio del pasado año no adjudicó la obra a la constructora malagueña, que aportó un aval de 1,5 millones de euros.
Y es que Sando tenía que poner de su bolsillo el dinero para estas rehabilitaciones y, a cambio, recibiría la explotación del parking con más de 800 plazas que ella misma debía construir bajo la explanada delantera de la antigua estación de Cádiz. Es decir, que en plena crisis necesita liquidez para afrontar el proyecto.

"No queremos más traslados"

Los placeros del mercado de la Puerta de la Carne no dan crédito a las "idas y venidas" del Ayuntamiento. El proyecto adjudicado a Sando incluía la restauración de la antigua estación de Cádiz para albergar la plaza de abastos e instalaciones deportivas en la parte superior, incluso se preveía la apertura de un bar en la planta baja. En principio, no se vio necesario la mudanza de los comerciantes, pero después, sí. Así que se les informó de que tenían que trasladarse a otro sitio y, tras varias reuniones, se acordó que el mercado se instalaría en la calle Campamento. "Era lo menos malo, porque nosotros queremos seguir aquí", afirmó a este periódico uno de los comerciantes. Ahora, el Consistorio da marcha atrás, "y ya respiramos más tranquilos". "Lo que tienen que hacer -aseguró este placero- es arreglar la estación, que está mal, de forma que no nos tengamos que mover. El negocio no está para cambios. No queremos perder clientes. No queremos más traslados porque de forma provisional llevamos ya diez años. Esto no debe ser otra Encarnación". La empresa Sando, por su parte, eludió hacer declaraciones sobre este proyecto, si bien admitió que las negociaciones con el Consistorio para desbloquearlo se están realizando en un ambiente de total cordialidad y entendimiento.

  • 1