Local

La obra del parque de la Ranilla se frena para abaratar el proyecto

La constructora afirma que se ha paralizado el trabajo para “simplificar” aspectos como el alumbrado y el sistema de las fuentes

el 07 mar 2012 / 20:40 h.

TAGS:

Las obras del parque de la Ranilla, junto a la ronda del Tamarguillo y la avenida de Andalucía, paradas.

El anterior Gobierno municipal de PSOE e IU anunció a los vecinos que el parque sobre la antigua cárcel de la Ranilla estaría listo en 2008, luego se prometió para 2010 y, posteriormente, para los primeros meses de 2011. Lo cierto es que las obras empezaron en agosto de 2010 y debieron acabar en 15 meses, en noviembre de 2011, pero no han terminado y además están paradas. La razón no es la deuda del Ayuntamiento con la constructora, como han informado desde el Distrito Nervión-San Pablo a los vecinos, sino que se está tramitando un modificado del proyecto para "simplificarlo" y, por tanto, abaratarlo.

Así lo explicó ayer el delegado territorial de la constructora Copcisa, Javier Romero, a este periódico. "Se van a simplificar la ornamentación, el funcionamiento de las fuentes y se adaptará el alumbrado, pero desconocemos cuándo se retomará la obra porque el modificado del proyecto inicial se está tramitando en Urbanismo", comentó Romero. Y es que la delegación que dirige Maximiliano Vílchez no puede hacer frente a los sobrecostes que ya se veían venir.

De hecho, Urbanismo ya apuntó que los 3,7 millones previstos podrían convertirse en algo más de cinco millones al final de la obra, de ahí la necesidad de hacer recortes. Unos ajustes que, por ahora, han dejado en suspenso el proyecto.

En cambio, los vecinos del barrio reclaman que acaben los trabajos cuanto antes y que el Gobierno del PP priorice el proyecto a la hora de hacer sus presupuestos, sobre todo, por dos motivos. Uno, porque el distrito Nervión cuenta con hasta seis veces menos zonas verdes que el resto de la ciudad y, segundo, porque el parque de la Ranilla, junto a Tres Barrios, tiene una "dimensión integradora". Así lo explicó Julián Martínez, presidente de la asociación de vecinos La Concepción de Nervión, que llevará a la próxima junta del distrito una serie de preguntas: "¿Por qué no se le ha dado prioridad a este proyecto estratégico para Nervión y para la ciudad? ¿Qué se planea hacer con este espacio degradado que actualmente tenemos en frente de nuestras casas? ¿Existe la posibilidad de uso inmediato de alguna zona, o estamos condenados a ver una obra inacabada año tras año? Y por último: ¿Puede el Ayuntamiento comprometerse a una solución rápida del tema? ¿Puede comprometerse a unos plazos razonables?", reza en su escrito.

"El alcalde debería darse cuenta de que esto es una Copa Davis que durará toda la vida", añadió Martínez tras recordar que el Ayuntamiento está "obligado" a terminar las obras del parque, así como las del centro cívico, ya acabado pero sin mobiliario y sin fecha de apertura.

Además, el portavoz vecinal recuerda que el proyecto es una reivindicación del barrio desde 2003 y que fue incluido en el PGOU de 2006 tras una de las alegaciones con más apoyos, 3.000 firmas de ciudadanos y empresas.


Sobre el recorte en el proyecto, Martínez apuntó que lo que quieren los vecinos es que se acaben las obras -"estamos desesperados porque los trabajos no avanzan"-, pero añadió que esperan que la bajada en el presupuesto se realice "manteniendo unos mínimos", es decir, que el recorte no se haga en detrimento de la calidad del parque, "de sus juegos infantiles, sus árboles...".

Según el presidente de la asociación de vecinos, desde el distrito se les ha informado de que el parón en la obra se debía a la deuda que mantiene Urbanismo con la constructora, un impago que cifraron en 800.000 euros. Sin embargo, el director territorial de Copcisa aclaró que los pagos pendientes por las últimas certificaciones no llegan a los 200.000 euros y que, en todo caso, es "una deuda no vencida". Eso sí, añade que el Ayuntamiento sí mantuvo una deuda "importante" con la empresa el pasado año.

No en vano, el Consistorio llegó a deber a la constructora 2,4 millones de euros de la primera anualidad. El anterior gobierno municipal así lo informó al equipo de Juan Ignacio Zoido a su llegada a la Alcaldía. El dinero que debió llegar a Urbanismo desde la delegación de Hacienda nunca se transfirió, así que el actual alcalde se encontró con esa deuda.

Ahora, las obras se encuentran ejecutadas en algo más de un 65% y se ha certificado unos dos millones de euros.

Curiosamente, cuando se anunció el inicio de las obras se destacó que Copcisa había resultado adjudicataria por reducir el presupuesto inicial un 25% y también el plazo de finalización.


Algo más de un millón de euros lo aportaba el Ministerio del Interior al proyecto merced a un convenio con el Consistorio, que permitió levantar viviendas junto a la antigua cárcel a cambio del suelo de ésta para el centro cívico, el parque y la nueva jefatura de la Policía Local.

  • 1