Local

La OCDE pide a la Universidad andaluza abrirse a las pymes

Un informe del organismo internacional que la investigación e innovación universitarias ignoran al 98% del tejido productivo andaluz.

el 10 feb 2011 / 21:24 h.

TAGS:

Responsables de la OCDE, de la Junta y de las Universidades.
Las universidades andaluzas mantienen vínculos de cooperación en investigación, innovación y desarrollo con las grandes empresas afincadas en la región, como Abengoa o EADS, pero ignoran a las pymes (pequeñas y medianas empresas), que representan el 98% del tejido productivo andaluz. Ésta es una de las conclusiones que extrae la OCDE después de estudiar a fondo las fortalezas y debilidades del sistema de educación superior andaluz. Entre las 27 recomendaciones que el organismo europeo ha transmitido al Gobierno andaluz y a las universidades está el "adaptar el programa curricular de las universidades al tejido productivo andaluz". El secretario general adjunto de la OCDE, el holandés Aart de Geus, advirtió ayer la "falta de comunicación" entre la oferta universitaria y la demanda del mercado laboral. También criticó la "duración excesiva" de los estudios universitarios, la falta de flexibilidad del sistema y el exceso de burocracia del mismo.

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico es responsable, entre otras cosas, de evaluar y comparar los sistemas educativos de más de 50 países a través del informe PISA. El estudio que se presentó ayer en la Universidad de Sevilla examina la formación superior de 19 regiones -entre ellas Cataluña y Andalucía- a petición de sus gobiernos autonómicos.

Otro de los frentes abiertos que tiene la universidad andaluza es la necesidad de "internacionalizarse". Los expertos europeos consideran que tanto a los alumnos como al profesorado universitario les falta movilidad, no sólo en el ámbito educativo, sino también cuando logran un trabajo. En este sentido, De Geus alertó sobre "el peligro de acomodarse en un trabajo que nos gusta". Lo que él calificó como zona de confort, un puesto en el que el empleado se siente bien y lo mantiene 10 o 20 años después. "Ni se progresa ni se aprende ni se crece profesionalmente", dijo.

La universidad andaluza se mira ahora en un espejo deformante que afronta un 43% de paro juvenil. El porcentaje de graduados respecto a los matriculados en las academias es ínfimo, y muchos de los que se licencian logran un trabajo poco cualificado, por debajo de sus posibilidades. "En España, un tercio de los jóvenes tiene baja cualificación y otro tercio tiene excesiva cualificación. Ambos perfiles son problemáticos en el actual mercado laboral en crisis. Por eso es importante la movilidad". El secretario general de universidades de Andalucía, Francisco Triguero, añadió que "nuestro foco de referencia debe ser un entorno global, internacional, porque si sigue siendo local, acabaremos siendo nada", dijo.

El escaso dominio de los idiomas, tanto en profesores como en alumnos, es otro punto frágil del sistema universitario andaluz. Algo que la OCDE dice no entender, siendo Andalucía una región multicultural. El informe propone captar a los inmigrantes europeos retirados en esta región para que den clases de idiomas en los colegios y universidades para perfeccionar el nivel de idiomas de los andaluces.

  • 1