Economía

La OCDE prevé que la pensión se rebaje un 9% por la reforma

Cree que «mejorará significativamente» la sostenibilidad del sistema.

el 17 mar 2011 / 20:56 h.

La reciente reforma de las pensiones en España, aprobada en enero por el Gobierno y acordada con los agentes sociales, rebajará el importe de la pensión de un trabajador con carrera completa que entra en el mercado de trabajo en 2008 desde el 81,2% del salario medio hasta el 73,9%, según el Panorama de la Pensiones 2011 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Esto es, la pensión se reducirá un 9%. A cambio, el gasto rondará el 11% del Producto Interior Bruto (PIB) en vez de superar el 15%.

El organismo señala que la tasa simulada de reemplazo, que es la que mide la pensión en relación con los ingresos salariales, es mucho más reducida en los 34 países que componen la OCDE (57,3%). Pese a ello, destaca que éste será "el principal impacto" que tenga la reforma sobre un trabajador con carrera completa.

En términos netos, es decir, teniendo en cuenta los impuestos y contribuciones pagados sobre las prestaciones de jubilación y sobre los ingresos durante la vida laboral, la tasa neta pasará del 84,9% al 78,3%, frente a la media de la OCDE del 68,8%.

La organización cree que la reforma "reforzará la relación entre cotizaciones y prestaciones en comparación con el actual sistema", al aumentar el número de años de cotización necesarios para recibir el 100% de la pensión, y considera que afectará más a los trabajadores con carreras interrumpidas. En concreto, señala que para aquéllos con 10 años de interrupción de carrera, la tasa de reemplazo caerá desde 81,2% hasta el 70,5%, mientras que en términos netos pasará desde el 84,9% hasta el 75,1%.

La OCDE aclara que estas estimaciones se han hecho de acuerdo con las previsiones estándares de la organización del 2,5% de inflación y del 2% de crecimiento real de los ingresos, pero no incluyen los ajustes adicionales de determinados parámetros a partir de 2027, relevantes para la sostenibilidad y adecuación de las futuras pensiones, fruto de los mecanismos de revisión automática que se pondrán en marcha cada 5 años.

En general, la OCDE destaca que la reforma "va a mejorar significativamente la sostenibilidad a largo plazo del sistema de pensiones español". En concreto, añade que la propuesta permitirá reducir el gasto en pensiones a largo plazo en una cantidad equivalente al 3,5% del PIB.

Así, recordó que en España el gasto en esta partida es del 9% del PIB, ligeramente superior a la media de la OCDE. Además, apunta que es mucho más alto en otros países como Francia e Italia que en España. En esta línea, explica que el informe de 2009 estimaba que el gasto en pensiones en España crecería por encima del 15% del PIB en 2050, sobrepasando a Francia, Alemania e Italia. Sin embargo, el efecto de las propuestas de reforma lo situará por debajo del gasto previsto en esos tres países.

  • 1