jueves, 13 diciembre 2018
13:36
, última actualización
Economía

La oferta del Popular por el Banco Pastor supera los 1.300 millones

Se trata de la segunda operación de fusión en la banca mediana desde que comenzó la crisis.

el 07 oct 2011 / 19:44 h.

Los movimientos financieros aún no han finalizado en España. Después de la concentración de las cajas de ahorros y la salida a bolsa de alguna de las entidades fusionadas, ahora le toca el turno a uno de los bancos que peor nota había sacado en los test de estrés del pasado julio, el Pastor. Así, el Popular anunció ayer su intención de hacerse con el control del banco gallego, según indicó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No es el primer movimiento en la banca mediana, ya que Sabadell y Guipuzcoano anunciaron su fusión hace apenas un año.

El Popular trasladó a los accionistas relevantes del Pastor su interés en acometer una operación de integración, consistente en una oferta dirigida a la totalidad del capital del banco gallego. La oferta del banco que preside Ángel Ron está condicionada al compromiso irrevocable de aceptación de los accionistas del Pastor que representen al menos el 50,1% del capital social. Una cuestión que no creará problemas, ya que fuentes del mercado aseguraron ayer que el principal accionista de la entidad gallega, la Fundación Pedro Barrié de la Maza, que cuenta con el 42,176% del capital, acudirá a la operación de fusión.

La propuesta de compra del Banco Pastor por parte del Banco Popular supone valorar a la entidad gallega en unos 1.300 millones, con una prima superior al 31%, informaron a Europa Press fuentes conocedoras de la operación. Concretamente, la oferta consitiría en un canje de 1,115 acciones de nueva emisión del Popular por cada acción de Pastor y de 30,9 acciones de nueva emisión del Popular por cada obligación necesariamente convertible del Pastor. Según el precio que marcaban las acciones de ambas entidades en el momento del anuncio de la suspensión de cotización, la oferta del Popular supone una prima del 31,25% sobre los títulos del banco gallego.

"Las conversaciones se enmarcan en las características [complementarias] de ambas entidades, con un mismo perfil cultural y empresarial, y en un proyecto que consolidaría la posición del Popular en el ranking bancario español", precisó el banco.

Tanto el Popular como el Pastor informaron por separado a la CNMV de la posibilidad de alcanzar un acuerdo estratégico "con ocasión de ciertas noticias aparecidas en el día de hoy [por ayer]" y dijeron que el análisis de la operación se ha llevado a cabo "en las últimas semanas".

La entidad que preside José María Arias sostiene que el Pastor mantendría su marca en su ámbito geográfico tradicional. La nueva entidad contaría con un volumen de activos de en torno a los 174.000 millones de euros, lo que la sitúa en el quinto puesto del ranking del sistema financiero español. El Popular cuenta con 14.111 empleados y una red de 2.222 oficinas, mientras que el Pastor aportaría el futuro banco fusionado 4.269 trabajadores repartidos en una red comercial formada por 611 sucursales.

Banco Popular obtuvo un beneficio neto de 305 millones en el primer semestre, cifra un 13,9% inferior a la de igual periodo del año pasado, mientras que Pastor ganó un 38% menos, hasta a 38,17 millones de euros en dicho periodo.

Ambas entidades informaron ayer a la CNMV de que las conversaciones de cara a una integración se fundamentan en sus características comunes. En cualquier caso, muchas voces se alzaron ayer para insinuar que el Banco de España ha animado al Popular a hacerse con el Pastor.

Reacciones. Precisamente el regulador dijo ver con buenos ojos la integración de ambos bancos, que supondría la primera operación de consolidación en la banca mediana tras el proceso de recapitalización de cajas de ahorros.

La operación también fue bendecida por la Asociación Española de Banca (AEB) que estimó que, de concretarse, sería una noticia excelente tanto para los accionistas y empleados como para los clientes de las entidades.

Más preocupados se mostraron los sindicatos. El secretario general de Servicios Financieros de UGT, José Miguel Villa, advirtió de que la operación acabará afectando "sí o sí" a los cerca de 16.500 empleados que suman ambas entidades.

Los mercados reaccionaron positivamente. Así, el Íbex 35 repuntó un 1,08% al cierre de sesión y alcanzó los 8.798 puntos impulsado por los bancos cotizados tras el anuncio de integración.

  • 1