sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

La Olavide ‘impone’ más horas de clase a sus cargos para ahorrar

La Olavide presenta un plan de austeridad y contención del gasto

el 28 jun 2010 / 18:44 h.

TAGS:

Los cargos académicos de la Olavide dedicarán menos tiempo a tareas burocráticas y más horas a la docencia, pero no de forma voluntaria sino como una medida de ahorro que quiere imponer el Rectorado. En un acto de "ineludible obligación" y adicional al control del gasto al que obliga el modelo de financiación andaluz, el rector Juan Jiménez informó ayer al Consejo de Gobierno de su intención de poner en marcha un plan anticrisis con el que afrontar la situación "sin merma alguna del cumplimiento de las funciones docentes e investigadoras" de la institución.

 

Y en esas medidas hay que encuadrar una "propuesta ambiciosa de racionalización del gasto" basada en reducir las deducciones de horas de docencia por ostentar cargo académico, por ser responsable de un área de conocimiento o por dirigir un programa de posgrado, entre otras cosas. Esto supondría incrementar en un 10% el número de horas de clase que darán los cargos de la Olavide "con el fin de liberar los suficientes recursos para hacer frente a la implantación de nuevas titulaciones". Esta reestructuración de la docencia no se implantaría hasta el curso 2011/2012. Hasta el próximo Consejo de Gobierno, dentro de 20 días, la reducción de las deducciones -una medida "ejemplarizante"- tendrá que ser debatida y aprobada por la comisión de ordenación académica.

Sea como fuere, esto pone de manifiesto que las universidades tienen que hacer encaje de bolillos para cumplir con la adaptación al Plan Bolonia.


En el capítulo del personal de administración y servicios también se proponen recortes: "Las medidas apuntan a la estricta autorización de las horas extraordinarias", según informó la Universidad en un comunicado. Además, toda la plantilla de la Olavide tendrá que cogerse las vacaciones obligatoriamente en agosto para que así el número de edificios abiertos sea el mínimo posible. Sólo con este gesto, las arcas de la Olavide conseguirán ahorrarse 100.000 euros. De hecho, la biblioteca permanecerá cerrara la segunda quincena de julio y la primera de agosto.

El rector Juan Jiménez detalló ayer este paquete de medidas anticrisis con el que se pretende dejar de gastar 250.000 euros en lo que resta de curso. Esta actuación viene a coincidir con el anuncio por parte del Gobierno de Zapatero de un recorte salarial a los funcionarios de en torno a un 5% y con el aviso de la Junta de que la aplicación del acuerdo de financiación de las universidades se congela un año, de manera que el crecimiento previsto para 2011 será idéntico al de 2010.

La Olavide no será la única que adopte medidas de este calado. En la Hispalense "todavía no se han presentado" aunque hay previstas medidas de contención ya que es "casi seguro" que los ingresos van a bajar.

  • 1