Local

La Olavide quiere dar Criminología, Económicas y Bioinformática

La Olavide quiere dejar ya de ejercer de hermana pequeña del sistema universitario. El rector aprovechó la apertura del curso para reivindicar los logros obtenidos (primer campus en productividad científica, en la adaptación al cien por cien a Bolonia...) y pedir, en recompensa, dos cosas: una ampliación de la oferta de grados y la apuesta por la I+D en tiempos de crisis

el 23 sep 2009 / 19:00 h.

TAGS:

Acto de inauguración de curso en la Pablo de Olavide

La Olavide quiere dejar ya de ejercer de hermana pequeña del sistema universitario. El rector aprovechó la apertura del curso para reivindicar los logros obtenidos (primer campus en productividad científica, en la adaptación al cien por cien a Bolonia...) y pedir, en recompensa, dos cosas: una ampliación de la oferta de grados y la apuesta por la I+D en tiempos de crisis.


La Olavide dio ayer por abierto oficialmente el curso académico sacando pecho. Primero, con su nuevo paraninfo, reluciente para la ocasión. Y después, porque la Universidad estrena año con los deberes hechos. Superado "el ataque de nervios" de adaptar las titulaciones al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior, la Olavide es la primera universidad andaluza con el cien por cien de su oferta diseñada según los planes de Bolonia (tan sólo queda pendiente la ingeniería, a la espera de las directrices que marque el Gobierno). "Ni ha sido fácil ni lo será en los próximos años, pero las directrices están muy claras", subrayó el rector, Juan Jiménez, que como premio al esfuerzo solicitó en presencia del secretario general de universidades de la Junta, Francisco Triguero, algunas nuevas titulaciones a "corto-medio plazo": Geografía e Historia, Criminología, Económicas y Bioinformática.


Si la Olavide se muestra orgullosa de lo hecho en el ámbito de la docencia, no lo está menos de lo conseguido en el de la investigación. "Somos la universidad con mayor productividad científica según un estudio encargado por el Ministerio de Ciencia e Innovación", apuntó Jiménez. Es precisamente en el campo de la investigación donde la Olavide quiere echar el resto en los próximos años. "Aspiramos a ser un referente en la formación de investigadores". Por eso, y a través del Centro de estudios de posgrados, "queremos que el porcentaje de los estudiantes de este nivel [un 12% del total en este curso] se sitúe en torno al 25%, como sucede en las instituciones de educación superior de referencia internacional", abundó el rector en su discurso.


Todo acto de apertura de curso académico tiene un tinte reivindicativo. Y el de la Olavide ayer no fue menos. El rector reconoció que la institución ha pasado "muchas dificultades" y consideró "inevitable" que la crisis "lamentablemente pueda tener un serio impacto en la Universidad".


Las informaciones que llegan desde Madrid -donde se negocia en estos momentos los presupuestos para el año que viene- no son nada esperanzadoras: la financiación del plan nacional de I+D caerá de los 1.580 millones a unos 1.000. Es decir, un 37% menos de fondos. Esto "supondría un duro golpe para la investigación que se lleva a cabo en las universidades, un ahorro que paradójicamente es lo que el fútbol se gasta en la ficha de seis jugadores galácticos", vaticinó Jiménez.


Por eso, el rector hizo un alegato en favor de que se siga aumentando la partida para investigación: "En época de crisis económica es cuando mejor se evidencia que la precariedad cultural y educativa lleva sin remedio a la precariedad laboral y a la marginalidad". Y apostilló: "Las universidades andaluzas en general, y la Olavide en particular, bien merecen un esfuerzo del Gobierno que estoy convencido de que así será, al menos, por parte de nuestra comunidad autónoma, porque el que no invierte en futuro, no tiene futuro".


El arranque oficial del curso universitario en la Olavide tuvo además un hueco para la emoción. La universidad entregó la Medalla de honor de la institución al que fue el presidente del Consejo Social desde la creación de la Olavide en 1997. El notario Antonio Ojeda Escobar, ovacionado por claustrales, estudiantes y autoridades, recibió la distinción recalcando que "el verdadero premio ha sido compartir todos estos años con la universidad". Las medallas al mérito fueron para Vicente Guzmán y Manuel Porras.

  • 1