Local

La Olavide relanza su auditorio con una nueva iniciativa cultural

El Proyecto Lear UPO contribuirá a regenerar un espacio que llevaba cerrado casi una década.

el 17 nov 2011 / 22:45 h.

TAGS:

La Universidad Pablo de Olavide acogió ayer la presentación del Proyecto Lear UPO, una iniciativa cultural auspiciada por la empresa de gestión cultural Arcadia Amarga que nace con el objetivo de poner en valor el Auditorio de la Olavide, cerrado desde hace una década. Este proyecto abarcará áreas concretas como las artes escénicas (teatro, danza y lírica), el flamenco, la arquitectura teatral, el diseño escénico, las artes plásticas o la moda.

Así, y según indica la institución académica en una nota, durante el proceso en el que se dotará de nueva vida y se acondicionará el Auditorio, Proyecto Lear UPO aportará actividades y acciones formativas tanto al edificio, en el que se habilitará un aula de 60 metros cuadrados, como a todo el campus de la Pablo de Olavide, sin descartar la ampliación de las actividades a otros ámbitos, como la ciudad de Sevilla, Dos Hermanas o Alcalá de Guadaíra. El rector de la UPO, Juan Jiménez, señaló ayer que “este espacio de colaboración contribuirá al fortalecimiento de una oferta cultural que responde a las demandas de la comunidad universitaria y al entorno social del campus universitario”.

Por su parte, la vicerrectora de Cultura y Participación Social, Rosalía Martínez, señaló que “este vicerrectorado no ha dudado en acoger una propuesta que contenía muchas de las líneas de trabajo que desarrollamos, como son la creatividad, la formación o la participación”. De este modo, Proyecto Lear UPO tomará el primer semestre de 2012 como su plataforma de lanzamiento, meses en los que se desarrollarán aproximadamente entre cuatro y seis actividades, todas ellas vinculadas con la formación, la innovación y la creatividad. Precisamente un taller de investigación sobre arquitectura teatral “servirá para reflexionar, in situ y entre otras cosas, sobre los posibles usos del Auditorio y los distintos enfoques posibles para su regeneración”, manifestó Juan Ruesga, uno de los responsables de  Arcadia Amarga.

Estas actividades, aún en fase de diseño, tendrán todas distintas partes y enfoques, “de modo que la formación y la investigación estarán siempre presentes, pero caben todo tipo de posibilidades e igualmente los contenidos centrales de todas las actividades serán previa inscripción, pero probablemente tengan una parte abierta y pública”.

  • 1