Local

La Olavide vuelve a quedarse sin el sello de campus excelente

Es la única universidad de Andalucía que no tiene al final esta distinción impulsada por el Gobierno

el 21 oct 2011 / 20:35 h.

TAGS:

A la Pablo de Olavide se le quedó ayer la misma cara que a Jose Mourihno tras el partido de semifinales de la Champions con el Barcelona cuando acuñó sus famosos por qué. "Nuestro proyecto es excelente y así nos lo hicieron saber en la fase preliminar en junio, cuando fuimos la segunda candidatura mejor valorada a nivel nacional. Así que la única pregunta que podemos hacer ahora es ¿qué nos falta?".


Así resumía el vicerrector de Relaciones Institucionales, Luis Pérez Prat, el sentir de la universidad sevillana, que finalmente se quedó ayer sin el sello de Campus de Excelencia Internacional al que optaba por segunda vez con el proyecto CamBio (en el que participaban también Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Internacional de Andalucía, Jaén y el CSIC). Ya no habrá más convocatorias (al menos, ésa era la intención del Ministerio de Educación), lo que significa que la Olavide es finalmente la única universidad andaluza que no tiene mención alguna (ni campus internacional ni campus de excelencia en el ámbito regional). En el extremo opuesto, la Universidad de Cádiz, que con su proyecto CEI MAR es desde ayer campus de excelencia regional, una suerte de segunda división de la convocatoria estatal.

 


En la Olavide el malestar era evidente, pero, a diferencia del primer revés, en el que salieron en tropel contra la decisión final del comité de expertos que valora las propuestas, ayer, los cargos académicos hicieron verdaderos esfuerzos por moderse la lengua. "No es mi trabajo ver manos negras detrás de estos resultados", dejó claro Pérez Prat, para el que lo más importante en este momento es remarchar un único mensaje con el que contrarrestar la impresionante campaña de los últimos años en virtud de la cual no tener el sello de excelencia supone ser mediocre. "La Olavide es excelente en docencia, en investigación, en su aplicación del Plan Bolonia sin trampa ni cartón...".


¿Y ahora qué? "El proyecto CamBio, coordinado magníficamente por Pilar Paneque, no es malo. Merece el sello de Campus de Excelencia", resumió por último el vicerrector de Relaciones Institucionales. En cualquier caso, tal y como se afanaron en recalcar desde la universidad, la propuesta de CamBio ya se ha materializado en proyectos de envergadura, como el caso del Lifewatch, el observatorio de la biodiversidad, el Centro de Excelencia de Medio Ambiente en Panamá y la Escuela Internacional de Doctorado en Estudios Medioambientales, entre otros.


Si el hecho de que a la Olavide le hayan denegado el campus de excelencia internacional como compensación a la concesión de proyectos de impacto como el de Lifewatch, Pérez Prat replica raudo: "Aquí se estaba valorado una propuesta académica. La compensación no vale, es un argumento político, no técnico". De lo que no cabe duda es de que ahora se abren varias incógnitas. La primera de ellas es si la Olavide cerrará alianzas con los proyectos excelentes de las universidades andaluzas. La segunda es qué consecuencias puede tener en el día a día de la institución -el sello supone una inyección de dinero nada desdeñable en estos tiempos de crisis- una exclusión como ésta (la segunda). Y la tercera tiene que ver con cuál será el futuro de los proyectos con los que cuenta Andalucía en 2015, cuando todos ellos se tendrán que someter a una evaluación final. "Ahí estará la verdadera pelea, tras la que quedarán unos pocos", vaticinan fuentes académicas. Y muchos ya apuntan a que Sevilla y Málaga con Andalucía Tech será el único que sobreviva.

Bajo el paraguas del proyecto CamBio con el que la Olavide optaba a Campus de Excelencia Internacional se han realizado muchas convocatorias. La última de ellas, ayer mismo mientras un comité de expertos valoraba las diferentes candidaturas. La Convención de Cambio Climático y Medio Urbano se cerró ayer con el expresidente del Gobierno Felipe González como principal reclamo. Y ni éste sirvió como talismán para que la Olavide se hiciera con la victoria. El día no pudo ser más amargo para el rector de la Olavide, Juan Jiménez, que había depositado en este segundo intento todas sus esperanzas. La alegría tampoco fue completa para la Universidad de Cádiz que, pese a todo, obtuvo el certificado de campus de excelencia regional. El resto de los ganadores de esta última convocatoria fueron: Campushabitat5U (Universidad Politécnica de Valencia, Universidad de València, Universidad Jaume I de Castellón, Universidad de Alicante, Universidad Miguel Hernández de Elche), Proyecto Horizonte 2015 (coordinado por la Universidad de Navarra) y Campus Vida (coordinado por la Universidad de Santiago), con la calificación de Campus de Excelencia Internacional. Seis proyectos obtuvieron el Campus de Excelencia Internacional de ámbito regional: el ya mencionado CEI-MAR; Campus Euromediterráneo del Turismo y el Agua, Cytema, Hidranatura, Aristos Campus Mundus 2015 y Triangular-E3. Los Horizontes del Hombre. El campus Andalucía Tech, coordinado por las universidades de Sevilla y Málaga, recibirá tres millones de euros adicionales, según recoge la resolución final. 

 

  • 1