miércoles, 20 febrero 2019
20:52
, última actualización
Local

La OMC declara ilegal la ayuda a la planta del avión A400M

Gobierno central y Junta concedieron más de 141 millones a esas instalaciones

el 30 jun 2010 / 20:55 h.

TAGS:

La planta de montaje, ubicada junto al aeropuerto.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) se pronunció ayer en el largo conflicto comercial entablado en el año 2004 entre el fabricante aeronáutico europeo Airbus y su rival estadounidense Boeing por las acusaciones cruzadas sobre la ilegalidad de las ayudas públicas recibidas por cada una de ellas.

Aunque tanto desde uno como de otro lado del Atlántico se aplaudió el resultado, la OMC reconoce -en un informe de más de 1.200 páginas- que numerosas ayudas de los gobiernos de España, Francia, el Reino Unido y Alemania a Airbus no se ajustan a derecho.

En particular, en lo que a la parte española se refiere, declarado ilegales un total de nueve subvenciones otorgadas tanto por el Gobierno español como por la Junta de Andalucía a distintos proyectos de Airbus desarrollados en la comunidad andaluza, una inyección del Gobierno de Castilla-La Mancha para Illescas (en el ámbito de las infraestructuras), así como las ayudas de España al lanzamiento de los programas aeronáuticos del A380, el A340-500/600, A330-A340, el A320 y el A300/310- y los préstamos de I+D concedidos a Airbus en los programas PROFIT y PTA.

En Sevilla. El organismo internacional considera que las ayudas públicas inyectadas a la planta sevillana de Tablada (que ascienden a 2,2 millones) y a las nuevas instalaciones de San Pablo para albergar el centro de ensamblaje del A400M -se elevan a 141,51 millones de euros al sumar la aportación estatal y autonómica- son contrarias a sus normas.

Además, sin salir de Andalucía, la OMC establece que EEUU lleva la razón al criticar los 30,6 millones de subvención de la planta de Airbus en Puerto Real y los 5,9 millones que se destinaron a la de El Puerto de Santa María (ambas en Cádiz). Apunta, además, que también incumplen los requisitos los 45,4 millones concedidos a la fábrica de Airbus de Illescas, en Toledo.En definitiva, concluye que esos 225,61 millones "constituyen subvenciones específicas para Airbus" en forma de infraestructuras y ayudas vinculadas a éstas, si bien sólo salva la inyección de la Junta que también apuntaba EEUU y que se refiere a una ayuda a El Puerto de Santa María por valor de 8,6 millones.Así, la OMC da la razón a EEUU en algunas de sus reclamaciones, pero se rechazan otras alegaciones, como las ayudas al lanzamiento del A350.

El informe señala que las ayudas al A380 de Alemania, España y el Reino Unido "son subvenciones supeditadas de facto a los resultados de exportación previstos, y por lo tanto subvenciones a la exportación prohibidas" por las reglas del comercio, y por ello, la OMC pide a la UE que las retire en un plazo de 90 días.Airbus -que señaló que el 70% de las demandas estadounidenses han sido rechazadas- interpretó que el informe destaca que el sistema de créditos reembolsables no ocasionó "pérdida de beneficios" ni de "puestos de trabajo" a Boeing.Mientras, la estadounidense puntualizó que de 71 subvenciones denunciadas, la OMC le ha dado la razón en 52 casos, el 73% del total.

Una «victoria histórica» y otra denuncia pendiente 

EEUU valoró ayer la decisión de la OMC de considerar "ilegales" algunas ayudas a Airbus como una "victoria histórica" para el sector aeroespacial estadounidense contra la Unión Europea, Francia, España, Alemania y el Reino Unido, dijo el portavoz Tim Reif.

EEUU presentó en octubre de 2004 una queja formal para denunciar el sistema de créditos reembolsables de los gobiernos europeos a Airbus. Esa queja dio lugar a la creación de un panel para investigar el asunto en mayo de 2005.

La UE respondió a esa denuncia con una reclamación equivalente contra las ayudas que recibe Boeing a través de agencias gubernamentales de EEUU.

Se espera que a mediados de julio el órgano de solución de disputas de la OMC emita un informe aún preliminar y confidencial.

"La decisión tomada contribuirá a ponernos en situación de igualdad con Airbus", declaró el representante de Comercio Exterior estadounidense, que espera que los gobiernos europeos dejen de ofrecer ayuda a Airbus para el lanzamiento de nuevos aviones comerciales. "La ayuda reembolsable es una forma de subsidio". Recordó que la ayuda concedida por los gobiernos a Airbus es una especie de préstamo que debe devolver a través de los royalties que cobra por la venta de aviones. El problema, agregó, es que si Airbus no vende suficientes aviones, se cancela la cifra pendiente.

Las partes implicadas tienen 60 días para apelar ante la OMC. 

  • 1