Economía

La OMC declara ilegales ayudas que Boeing recibió de EEUU

El grupo europeo Airbus cifra en 31.730 millones las pérdidas que le ha provocado

el 31 mar 2011 / 19:50 h.

El consorcio estadounidense ganó hace unas semanas el programa de tanqueros de EEUU.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) declaró ayer ilegales algunas de las subvenciones recibidas por el constructor aeronáutico estadounidense Boeing por parte del Gobierno de EEUU. El organismo cifró en 5.300 millones de dólares (3.754 millones de euros) las ayudas ilegales que el fabricante ha recibido de Washington, aunque el secretario de Comercio estadounidense consideró que la sentencia obliga sólo a devolver 2.700 millones de dólares (1.900 millones de euros).

Según el fallo emitido por la OMC, los subsidios considerados ilegales son los proporcionados por la NASA en forma de ayudas a la Investigación y Desarrollo, que causaron "serios perjuicios" a los intereses de la UE.

La publicación de este fallo supone un nuevo capítulo en la contienda que mantienen Airbus y Boeing ante la OMC por las supuestas ayudas gubernamentales que perciben de la UE y EEUU, y sucede al dictamen del pasado mes de junio sobre las ayudas comunitarias a Airbus.

El consorcio aeronáutico europeo ya apeló en su momento el fallo de la OMC que encontraba ilegales algunas de las ayudas recibidas y se espera que Boeing haga lo propio en las próximas semanas, lo que podría alargar el proceso, cuyo dictamen final, en todo caso, no sería vinculante, por lo que ninguna de las empresas estaría obligada a devolver las ayudas recibidas.

El constructor estadounidense Boeing aseguró tras hacerse público el informe que la OMC ha rechazado el 80% de las alegaciones comunitarias sobre dichos subsidios. Boeing reconoció que la OMC ha declarado ilegales 2.700 millones de dólares (1.900 millones de euros) en ayudas recibidas. De esta cantidad, 1.833 millones de euros corresponden a "financiación" en concepto de I+D recibidas de la agencia gubernamental estadounidense NASA. No obstante, este monto "representa sólo una pequeña porción de la cantidad cuestionada por la UE" destacó el vicepresidente ejecutivo y consejero de Boeing, Michael Luttig.

Según Luttig, el dictamen "es el resultado del intento por parte de la UE de contrarrestar el éxito de los EEUU en el caso de subsidios ilegales a Airbus".

Una versión que difiere bastante de la del consorcio europeo, que mostró ayer su satisfacción por el fallo, que demuestra que Boeing recibió "al menos 5.300 millones de dólares (3.754 millones de euros" en subvenciones de naturaleza "intrusiva y distorsionante", causando perjuicios por valor de 45.000 millones de dólares (más de 31.730 millones de euros) para la compañía, según estimó el fabricante europeo.

Tras conocer el extenso informe de la OMC, de 800 páginas, que responde a la denuncia presentada por la Unión Europea en una disputa que se inició hace ya siete años, Airbus indicó que, a su entender, la Comisión Europea podría apelar incluso una serie de cuestiones relativas a la interpretación jurídica.

"Boeing ha recibido y sigue recibiendo subvenciones que tienen un efecto significativamente mayor de distorsión que los préstamos reembolsables que recibe Airbus. Es hora de que Boeing deja de minimizar los efectos de los masivos e ilegales subsidios que recibe", defendió el portavoz de Airbus, Rainer Ohler.

Según Airbus, este dictamen viene a confirmar los años de "acusaciones infundadas" y de "intentos de demonizar" a Airbus, especialmente durante la campaña por el concurso de tanqueros de la Fuerza Aérea de EEUU.

La compañía europea cree que a falta de subvenciones a la I+D+I en el sector, Boeing no podría haber sido capaz de lanzar su 787, conocido como Dreamliner -competidor directo del A-350-, sin estas ayudas cuyo valor nominal supera a los apoyos recibidos. En esta línea, apuntó que las ayudas permitieron a Boeing bajar sus precios y asegurarse las ventas provocando una distorsión en el mercado.

La UE se felicitó por el dictamen y reclamó a EEUU una solución negociada a la disputa por las subvenciones a los constructores aeronáuticos. El comisario de Comercio de la UE, Karel de Gucht, aseguró que estas ayudas ilegales "han provocado daños sustanciales a los intereses de la UE, provocando que Airbus pierda ventas, tenga que reducir los precios de sus aviones y pierda injustamente cuota de mercado a favor de Boeing".

El fin de un litigio de siete años

El largo conflicto comercial entablado en 2004 entre el fabricante europeo Airbus y el constructor estadounidense Boeing por las acusaciones cruzadas sobre la ilegalidad de las ayudas públicas obtenidas por uno y otro llegó ayer a su fin tras el pronunciamiento de la OMC.

Esta organización ya declaró también contra Airbus el pasado junio, cuando declaró ilegales algunas ayudas que recibió por parte de la UE.

 

  • 1