Local

La OMS decreta el fin de la pandemia de gripe A

La organización pone fin a la alerta 14 meses después y tras una gran polémica.

el 10 ago 2010 / 14:03 h.

TAGS:

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de la gripe A.

Catorce meses después de decretar el estado de alerta máxima por la eclosión de la gripe A, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer el fin de la pandemia e hizo un balance positivo de su gestión pese a las numerosas críticas recibidas, entre ellas la de haber beneficiado a los laboratorios médicos - que han obtenido 6.000 millones de euros de beneficios adicionales- con la promoción de la vacuna contra la gripe A, motivo por el que se creó una comisión de investigación de cuyo trabajo no se ha informado.

"El mundo ya no está en la fase 6 de alerta pandémica. Hemos pasado a la fase postpandémica", fueron las palabras de cierre a la crisis sanitaria de la directora general de la OMS, Margaret Chan, en una conferencia de prensa telefónica ayer desde su Hong Kong natal. La decisión de Chan se produjo tras considerar las recomendaciones del Comité de Emergencia de la OMS, que se había reunido unas horas antes y con el que dijo estar "plenamente de acuerdo".

Sin embargo, hace menos de un mes -el pasado 20 de julio-, este mismo comité había decidido mantener el nivel máximo de alerta pandémica por la gripe A debido a la suspensión de la reunión en la que debía tratar su eventual modificación. Las razones que, según Chan, alegó ayer el Comité de Emergencia para dar por cerrada la crisis son el lento ritmo de propagación durante estos 14 meses y el creciente porcentaje de población inmune.

La directora de la OMS aseguró que, si bien la fase de pandemia se da por concluida, esto "no significa que el virus H1N1 haya desaparecido" y defendió la utilización de las vacunas por si aparecen brotes con niveles significativos de transmisión del H1N1. "Es un virus que aún está circulando, pero en este tiempo hemos aprendido cómo funciona y ya no hay riesgo de que vuelva a haber una pandemia", añadió el número dos de la OMS, Keiji Fukuda. "Aconsejamos -continuó- a los países que mantengan la vigilancia, pero desestimamos la posibilidad de que rebrote la pandemia".

las vacunas. Acerca del excedente de vacunas que muchos países han desechado -la OMS recomendó dos dosis por persona hace un año-, Chan observó que "es necesario" discernir entre las vacunas de corta vida y las de larga duración. "Apoyamos la decisión de deshacerse de las vacunas que ya no puedan ser utilizadas, pero recomendamos a los países que mantengan las que tengan una mayor duración", agregó.
Chan cerró filas en torno a la OMS y defendió que el organismo sanitario actuó con responsabilidad a la hora de imponer el principio de precaución ante un virus desconocido y cuya composición -genes de las gripes humana, aviar y porcina- hizo temer que se trataba de una cepa altamente proclive a mutaciones peligrosas. Sin embargo, más de un año después y con 350 millones de personas vacunadas, el virus H1N1 ha dejado atrás menos de 19.000 fallecidos, una cifra muy lejana de la que provoca la gripe estacional, que registra entre 250.000 y 500.000 muertes anuales, según datos de la OMS.

Aunque la alerta de la primera pandemia del siglo XXI se dio ayer por concluida, la OMS aún tendrá que escuchar las conclusiones -esperadas para el próximo año- de un Comité de revisión formado por 29 expertos de distintos países reunido desde el mes de abril para dirimir cómo se gestionó el brote del virus, debido a las numerosas críticas que recibió, entre ellas la del epidemiólogo y presidente de la Comisión de Salud del Parlamento del Consejo de Europa, Wolfgang Wodarg, que acusó a la OMS de haberse dejado influir por la industria farmacéutica.


  • 1