Local

La ONU da la voz de alarma ante el peligro de disturbios por el hambre

La ONU teme que la subida del precio de los alimentos haga estallar los disturbios sociales en todo el mundo. El hambre pasó a ser la prioridad de Naciones Unidas, que pidió fondos para frenar la crisis alimentaria. En concreto, reclamó cerca de 1.600 millones de euros.

el 15 sep 2009 / 03:58 h.

TAGS:

La ONU teme que la subida del precio de los alimentos haga estallar los disturbios sociales en todo el mundo. El hambre pasó a ser la prioridad de Naciones Unidas, que pidió fondos para frenar la crisis alimentaria. En concreto, reclamó cerca de 1.600 millones de euros.

"Si no se cubren plenamente los fondos que hemos solicitado a los donantes, nos arriesgamos a que aumente aún más el hambre, la malnutrición y a que estallen disturbios sociales a una escala sin precedentes", manifestó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tras comparecer para informar sobre la reunión que mantuvo con una treintena de organismos de la ONU en Berna.

Naciones Unidas ideó ayer una estrategia para afrontar la crisis provocada por la subida del precio de los alimentos, pero que se basa principalmente en la aportación de fondos. Y es que, para Ban Ki-moon, "la prioridad inmediata es alimentar a los que sufren hambre" y, para ello, hay que asegurar los recursos que necesitan el Programa Mundial de Alimentos (PMA), pero también de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que pidieron entre las dos fondos por valor de 1.600 millones de euros.

Esta ayuda se invertiría en cubrir el mayor coste de alimentos básicos (principalmente cereales) y del combustible que requiere su distribución, precisó la directora del PMA, Josette Sheeran. así como para proveer a países de escasos recursos y con déficit alimentario de semillas, fertilizantes y alimentos para el ganado, para así aumentar su producción.

Para el alto cargo de la ONU "no hay una causa única" para lo que llaman el "tsunami del hambre", pero señaló que la solución a la crisis sólo "está en manos de los países industrializados, a los que pidió que pongan fin a sus subsidios agrícolas".

Créditos a la agricultura. A la cruzada de Naciones Unidas se unió el Banco Mundial, cuyo presidente, Robert Zoellick, anunció que su entidad estudia crear un mecanismo para facilitar los créditos a los países más vulnerables, la mayoría de ellos africanos, que permita una "máxima flexibilidad" para la financiación del resto. Zoellick aseguró además que "las próximas semanas serán críticas" y avanzó que el organismo que preside doblará hasta el próximo año los créditos a la agricultura en África hasta llegar a más de 500 millones de euros.

  • 1