Local

La ONU exculpa a Israel y afirma que no penetró en suelo libanés

Los árboles que los soldados judíos talaron el martes se hallaban en territorio hebreo.

el 04 ago 2010 / 19:36 h.

TAGS:

Un soldado libanés vigila la actividad de un grupo de soldados israelíes que están talando árboles cerca de Adeise.

La Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) exculpó a Israel y afirmó ayer que los militares judíos estaban trabajando dentro de su territorio cuando el martes intentaban cortar unos árboles en un incidente que desató un enfrentamiento armado y que terminó con cuatro muertos.

El portavoz de la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano, coronel Narish Bhatt, en una declaración recogida por la agencia local ANN, dijo que los árboles mencionados estaban en el lado israelí de la llamada línea azul, una marca que no actúa como frontera. La línea azul fue fijada por la ONU en el año 2000 para marcar la retirada de las tropas israelíes después de 22 años de ocupación en el sur del Líbano, y en algunos sectores de la zona fronteriza coincide con la "valla técnica" fijada por los israelíes.

En el punto donde se registró el choque armado, cerca de la población de Adeise, existe un corredor entre la línea azul y la valla técnica, un espacio de terreno que el Líbano considera de su soberanía. Sin embargo, la FINUL no considera una violación de la soberanía libanesa que las tropas de Israel se movilicen por esa franja intermedia, lo que deja abierta la posibilidad de conflictos como el que estalló el martes.

Según la declaración recogida por ANN, aunque Blatt reconoció que los soldados israelíes estaban operando en su lado de la línea azul, admitió también que el Gobierno libanés "tiene reservas sobre la línea azul porque lo considera parte de su suelo". Asimis- mo, "los israelíes también tienen reservas sobre algunas partes de dicha línea, porque creen que forman parte de su territorio".
Fuentes militares occidentales consultadas el martes por Efe ya habían confirmado que los soldados israelíes que estaban podando los árboles se encontraban entre la "valla técnica" fijada por Israel y la línea azul.

Ante esta situación ayer se cerró una reunión trilateral entre el Ejército israelí, representantes de la FINUL y el Ejército libanés. El Gobierno del País del Cedro confió en que el incidente fronterizo quedase ya "contenido". El ministro de Información y portavoz del Gobierno, Tarek Mitri, atribuyó el incidente al "nerviosismo y miedo" de ambos lados. Y además confirmó que el día antes del choque armado habían comenzado conversaciones entre la FINUL, Israel y el Líbano sobre lo que querían realizar los israelíes con los árboles, pero agregó que los israelíes rechazaron una demanda libanesa de posponerlo. "Sólo esperaron dos o tres horas y comenzaron a realizarlo", añadió. Esa decisión, agregó el ministro, fue "una provocación". "Como de costumbre, Israel no respeta la soberanía libanesa", añadió Mitri. Explicó que el área donde se llevó a cabo el incidente es "muy sensible" y que cualquier actividad que se realice allí necesita la coordinación de la FINUL, que debe prepararse para estar presente.

Mientras tanto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, analizó ayer con su gabinete de seguridad el enfrentamiento armado y afirmó que la ONU corrobora la versión israelí de los hechos. "El anuncio de la ONU hoy -por ayer- corrobora con claridad la versión israelí de los hechos. Nuestra actividad de rutina ayer -por el martes- fue realizada enteramente en el sur de la frontera, del lado israelí, y el Ejército libanés abrió fuego sin ninguna provocación o justificación", señaló un comunicado emitido por Mark Regev, asesor para los medios extranjeros del primer ministro israelí.

Por ello ayer las tropas israelíes talaron tres árboles en un punto de la frontera con el Líbano. La actividad se desarrolló en la zona próxima al poblado libanés de Adeise, los trabajos fueron hechos desde una grúa situada en el lado israelí de la llamada línea azul. No obstante, la tranquilidad regresó ayer al sur del Líbano, donde el Ejército libanés y la FINUL estuvieron en alerta.

  • 1