Local

La ONU fracasa en su intento de frenar la represión en Siria

El presidente Al Assad se reúne con Kofi Annan y responsabiliza a los “grupos terroristas” del caos.

el 10 mar 2012 / 19:38 h.

TAGS:

El presidente Bashar Al Asad (a la derecha) se reunió ayer con el enviado de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan.

El presidente de Siria, Bashar al Assad, responsabilizó ayer a los "grupos terroristas" que impiden una solución pacífica al conflicto en el país, según hizo saber al enviado de la Liga Árabe y ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, al término del encuentro mantenido en Damasco. El presidente, no obstante, reiteró que está "preparado" para conseguir que cualquier "esfuerzo honesto" de paz "sea un éxito", según declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias SANA.

Con todo, Al Assad aseguró que "ningún diálogo político o actividad política encaminada a la paz podrá tener éxito mientras grupos terroristas armados sigan operando y extendiendo el caos y la inestabilidad". La agencia oficial destacó que el encuentro se desarrolló "en un clima positivo.

Rusia y la Liga Árabe manifestaron ayer su acuerdo en la necesidad de poner fin de inmediato a la violencia en Siria y en el envío de una misión de observadores imparciales que dé información veraz sobre lo que está ocurriendo realmente en el país. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, y los ministros de Exteriores de la Liga, reunidos en El Cairo, acordaron un documento de cinco puntos en el que se rechaza expresamente cualquier tipo de intervención extranjera, se pide que se facilite el envío de ayuda humanitaria y se respalda al representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Anan.

La postura de la Liga era de exigencia para con Moscú, al que pedían condenar la violencia del régimen sirio. Sin embargo, Rusia ha insistido una vez más en que su política respecto a Siria se basa en un principio de no interferencia y ha rechazado que esté protegiendo al Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad.

Por parte de Estados Unidos, su Gobierno dijo ayer que el respaldo al presidente de Siria, Bashar al Assad, apenas se ha deteriorado en el seno de su círculo más próximo en el Gobierno. En declaraciones bajo la condición de anonimato a CNN, las fuentes de Inteligencia han aseverado que los dirigentes gubernamentales y militares que han desertado hasta ahora son de un "perfil bajo". En ninguno de los casos la cercanía a Al Assad era suficiente como para asentar un punto de inflexión.

Ayer sábado, el Gobierno sirio comenzó a retirar a sus embajadores de Europa como medida preventiva y evitar así posibles expulsiones. Varios de estos diplomáticos habrían recibido ya la orden de regresar a Siria y estarían ya preparándose para abandonar sus destinos lo más pronto posible. La UE ya ha aprobado una serie de sanciones contra el régimen del presidente sirio y podría rebajar próximamente el nivel de las relaciones diplomáticas con Damasco. "Se ha abierto un debate sobre la situación de las embajadas de la UE en Siria y sobre las embajadas sirias en Bruselas y otras capitales europeas, pero no hay ninguna propuesta", dicen desde la UE.

  • 1