Local

La ONU se preocupa por los abusos contra indígeneas de Panamá

El representante de la ONU sobre los Derechos Humanos de los Indígenas, James Anaya, declaró el viernes su inquietud por informaciones recibidas sobre abusos contra miembros de una comunidad indígena de Panamá.

el 15 sep 2009 / 09:34 h.

TAGS:

El representante de la ONU sobre los Derechos Humanos de los Indígenas, James Anaya, declaró el viernes su inquietud por informaciones recibidas sobre abusos contra miembros de una comunidad indígena de Panamá, en relación a la construcción de una hidroeléctrica.

Identificó a la comunidad afectada como la de Charco la Pava, que forma parte del pueblo indígena Ngobe Buglé y que está asentada en la provincia panameña de Bocas del Toro.

"Veo con preocupación las violaciones de los derechos humanos que sufren miembros de la comunidad Charco la Pava, como el desalojo forzado de sus tierras, la pérdida de sus viviendas y la destrucción de sus cultivos, además del uso excesivo de la fuerza", señaló el representante de la ONU para la cuestión indígena.

Mediante un comunicado difundido en Ginebra, Anaya también denunció la detención de miembros de esa comunidad "que se opusieron a la construcción de un proyecto hidroeléctrico, incluidos mujeres y niños".

Advirtió de que debido a la presencia de policías armados en esa zona hay riesgo de que la situación se agrave y se amenace la integridad física de los pobladores.

Asimismo, el experto de la ONU señaló que, según las informaciones que ha recabado, "la compañía sigue adelante (en el proyecto) sin el control o supervisión de las autoridades", por lo que urgió al Gobierno de Panamá a que tome medidas para remediar este problema.

Concretamente, le reclamó que proteja los derechos y libertades de las comunidad indígenas afectadas, que investigue seriamente las violaciones denunciadas, que repare cualquier daño causado a las víctima y adopte disposiciones que eviten situaciones similares en el futuro.

En su declaración escrita, Anaya explica que la compañía AES Changuinola empezó a finales de 2007 la construcción de la hidroeléctrica CHAN 75, "que podría resultar en la inundación completa de la comunidad indígena de Charco la Pava y otros asentamientos aledaños".

Agrega que en abril y junio pasados se dirigió al Gobierno panameño a este respecto, pero "lamento no haber recibido respuesta a las preguntas y preocupaciones que expuse en esas comunicaciones".

  • 1