Local

La oposición eleva a la Fiscalía el caso de las facturas de Tomares

El PA exhibe dos facturas en bares de Madrid coincidiendo con un acto del PP. Alberto Mercado expresa sus dudas sobre la labor del interventor municipal

el 09 may 2013 / 14:27 h.

TAGS:

tomares Tras diez días exhibiendo, en pequeñas dosis, facturas en restaurantes y bares que el alcalde de Tomares, José Luis Sanz, y su número 2, Eloy Carmona, cargaron a las cuentas del Ayuntamiento en los años 2007 y 2008, la oposición en pleno (PSOE, IU y PA) ha decidido finalmente llevar el caso ante la Justicia. El paso lo dan después de que hicieran pública, hace un par de días, una factura que el Consistorio abonó como gasto de protocolo y que figuraba a nombre del PP andaluz. Aunque el Ayuntamiento se justificó alegando que se abonó debido a “una cadena de errores” y que lo subsanaría, la oposición anunció que hoy presentará una denuncia ante la Fiscalía de Sevilla por un presunto delito de malversación de caudales públicos contra el regidor y su teniente de alcalde, que son los firmantes de las facturas analizadas. Quién está tomando la voz cantante en estas críticas al Gobierno  tomareño son los andalucistas. El concejal del PA,Alberto Mercado, incluso extendió sus sospechas a nuevas facturas, fechadas el 16 y 17 de noviembre de 2007, en dos restaurantes de Madrid por valor de 260 y 243 euros, de dos comidas para nueve personas. Aunque en ellas no figura el titular de las consumiciones, Mercado indicó ayer que coincide en fechas con la celebración de una conferencia política del PP celebrada en el Madrid Arena y en lugares cercanos a la sede de la calle Génova.“En esas fechas no aparecen gastos de desplazamiento, en avión o AVE, lo que hace entender que corresponden al ámbito privado”. También exhibieron otra factura de 96 euros en Conil y otra, fechada el 9 de febrero de 2008, en un chiringuito de Valencia en la que se cargaron 21 copas, todas a cargo del Ayuntamiento de Tomares. El dirigente andalucista planteó igualmente sus dudas hacia la labor del interventor municipal, que, según explicó, cobra una cantidad de 570 euros al mes en gratificaciones pese a que “lo prohibe la ley”. Igualmente, insistió en solicitar la dimisión de Sanz yCarmona, a la vez que exigió la comparecencia pública del alcalde.

  • 1