Local

La oposición iraní deslegitima al Gobierno de Ahmadineyad

El principal candidato en las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio, Mir Husein Musaví, afirmó ayer que no reconoce la legitimidad de la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad y que su Gobierno finalmente tendrá que hacer frente a su larga lista de errores.

el 16 sep 2009 / 05:06 h.

TAGS:

El principal candidato en las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio, Mir Husein Musaví, afirmó ayer que no reconoce la legitimidad de la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad y que su Gobierno finalmente tendrá que hacer frente a su larga lista de errores.

En un documento de cinco folios dado a conocer en su página web Kalam news, el ex primer ministro insta a los iraníes a no perder la esperanza y anuncia la formación de una plataforma para proseguir con las protestas dentro de la legalidad.

Otro de los derrotados en las elecciones, el reformista Mehdi Karrubi, afirmó también que no reconoce la victoria del presidente, Mahmud Ahmadineyad, pese a la decisión del Consejo de Guardianes de ratificar su controvertida reelección. En una carta publicada en la página web de su diario Etemad Melli, el ex presidente del Parlamento insiste en que los comicios no son válidos y advierte que no asistirá a la ceremonia de investidura del mandatario, ya que no reconocerá su Gobierno.

Los Guardianes de la Revolución, máximo órgano ejecutivo en materia electoral, confirmó esta misma semana los polémicos resultados electorales y recordó que ya no quedan vías legales para presentar alegaciones, a pesar de que el órgano reconoció que en varias provincias se contabilizaron más votos que personas con derecho a votar.

Mientras tanto, la Alianza de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo (PE) pidió ayer la designación de un enviado especial de las Naciones Unidas para que investigue los acontecimientos tras las elecciones en Irán. El segundo grupo de la Eurocámara anunció también en un comunicado que ha presentado una moción para que el PE exija en su primer pleno de la legislatura el fin "inmediato de las provocaciones dirigidas de los guardias revolucionarios".

Por último, la Policía iraní puso ayer en libertad a tres empleados locales de la embajada británica en Teherán que el pasado domingo habían sido detenidos junto a seis compañeros por su supuesta participación en los últimos disturbios.

  • 1