Local

La OTAN lidera la misión libia y rechaza armar a los rebeldes

La Alianza investigará un bombardeo en Trípoli en el que murieron civiles.

el 31 mar 2011 / 19:55 h.

TAGS:


La Alianza Atlántica (OTAN) asumió ayer el mando de todas las operaciones en Libia con el objetivo de proteger a los civiles. Su secretario general, Anders Fogh Rasmussen, en sus primeras declaraciones tras estar al frente de la misión, dejó claro que la OTAN rechaza la idea de armar a los rebeldes.


"Estamos ahí para proteger al pueblo libio, no para armar a la gente", explicó a un grupo de periodistas en Estocolmo, informó la radio sueca pública, Sveriges Radio. Rasmussen reconoció estar al tanto del debate que se está produciendo en las distintas capitales, pero insistió en que la OTAN se centrará en aplicar el embargo de armas.


El presidente estadounidense, Barack Obama; el primer ministro británico, David Cameron; y el jefe de la diplomacia gala, Alain Juppé, han defendido la posibilidad de armar al Consejo Nacional Libio, que agrupa al grueso de la oposición al régimen de Muamar Gadafi. Juppé, sin embargo, reconoció que armar a los rebeldes va más allá de la resolución 1973 de Naciones Unidas. A pesar de ello, Obama autorizó hace dos o tres semanas el apoyo encubierto a los rebeldes.


Para que la OTAN haya podido asumir el mando de las operaciones en Libia, 14 países, incluida España, pusieron bajo su mando un total de 205 aviones y 21 buques. Además, la Alianza Atlántica ha abierto una investigación para determinar si fuerzas armadas aliadas están implicadas en los bombardeos llevados a cabo por aviones de la coalición internacional en los que habrían muerto hasta 40 civiles en Trípoli.


El fantasma de Lockerbie. La OTAN ha tomado el mando en Libia en un momento delicado para el Gobierno de Trípoli. El exministro de Asuntos Exteriores, Alí Abdussalm Treki, a quien Gadafi había nombrado embajador de su país ante la ONU, ha renunciado a su cargo en protesta por la "espiral de sangre" que vive el país.

Asimismo, la cadena de televisión Al Arabiya informó de que el jefe de la Inteligencia libia, Abu Zayd Durda, ha huido a Túnez. A estas disidencias se une la del jefe de la diplomacia libia, Musa Kusa, que el miércoles llegó a Reino Unido. El primer ministro británico, David Cameron, aplaudió ayer la huida de Kusa, y destacó que la deserción pone en evidencia la "desesperación" extendida en Trípoli.


Los medios especularon ayer con el contenido de las negociaciones entre Kusa y el Gobierno británico. El Ejecutivo de Cameron no confirmó el contenido de las mismas, pero sí aclaró que no incluirán la "inmunidad" sobre los crímenes que haya podido cometer Kusa.


En relación al atentado de Lockerbie de 1988 -ataque contra un avión de la Pan Am que explotó en pleno vuelo-, en el que habrían estado implicadas autoridades libias entre ellas presuntamente Kusa, Cameron recordó que "la investigación aún está abierta" y apuntó que tanto la Policía como la Fiscalía son "enteramente independientes del Gobierno y deberían seguir sus investigaciones independientemente de donde les lleven".


Y es que familiares de las víctimas de Lockerbie y varios políticos británicos manifestaron que Kusa debería ser interrogado en relación con las acusaciones de que él fue el cerebro del atentado.


Mientras, la situación en Libia sigue sin mejorar, los rebeldes se concentraron ayer en el exterior de la ciudad de Brega y combatieron contra las fuerzas leales a Gadafi, por el control de esta localidad del este del país, de la que tuvieron que salir el miércoles.


Los sublevados tuvieron que batirse en retirada a lo largo de la carretera costera el miércoles bajo el ataque con cohetes de las fuerzas de Gadafi, cediendo parte del territorio que habían reconquistado en los días anteriores. Algunos rebeldes se replegaron hasta Ajdabiya, la puerta de entrada al este.


Los rebeldes indicaron ayer que siguen controlando esta ciudad, situada a unos 140 kilómetros al sur del bastión rebelde de Benghazi, segunda ciudad del país, según un corresponsal de Reuters sobre el terreno. "Hubo enfrentamientos con las fuerzas de Gadafi en torno a Brega al amanecer", indicó.

  • 1