Cultura

La otra ampliación del Bellas Artes

Un Luis Tristán, dos Valdés Leal, dos Goyas, un Juan de Roelas, un Esquivel y hasta un Murillo. La ciudad esconde joyas de la pintura sevillana en edificios públicos donde pasan, cuando menos, inadvertidas. Velázquez por Sevilla se ha propuesto convencer a las administraciones para que estos valiosos lienzos se sumen a los fondos del Bellas Artes.

el 15 sep 2009 / 23:59 h.

Un Luis Tristán, dos Valdés Leal, dos Goyas, un Juan de Roelas, un Esquivel y hasta un Murillo. La ciudad esconde joyas de la pintura sevillana en edificios públicos donde pasan, cuando menos, inadvertidas. Velázquez por Sevilla se ha propuesto convencer a las administraciones para que estos valiosos lienzos se sumen a los fondos del Bellas Artes.

La asociación que se hizo famosa por mover a la ciudadanía para que Sevilla recuperase la Santa Rufina de Velázquez vuelve a la carga y, esta vez, intenta ir de la mano de la Junta de Andalucía. Velázquez por Sevilla se ha reunido con el delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno, para invitarle a capitanear una iniciativa que promete tener un largo recorrido, pero que podría suponer para la pinacoteca hispalense una de las mayores ampliaciones de sus fondos hasta el momento.

Diversas instituciones y entidades, como la Diputación, el Ayuntamiento, Altadis y el Ministerio de Cultura, poseen pinturas de gran interés que permanecen expuestas de forma aislada y que carecen de discurso expositivo que permita apreciar su verdadero valor. Estas obras completarían los fondos del Bellas Artes, sin que eso supusiera un gran desembolso para el erario. La pinacoteca hispalense sería el enclave perfecto para difundir estas obras, ofreciendo un discurso coherente a sus autores: Luis Tristán, Bartolomé Esteban Murillo, Antonio María Esquivel, Francisco de Goya, Valdés Leal y Juan de Roelas.

En total, Velázquez por Sevilla quiere que la Junta recupere ocho joyas para la pinacoteca hispalense, para lo que Cultura tendría que convencer a las instituciones titulares de los lienzos. De esta forma, pretenden potenciar una política de depósitos más imaginativa de la seguida hasta ahora por las diversas administraciones. Pero además, ninguna de las instituciones titulares sufriría una merma en su patrimonio, por cuanto Velázquez por Sevilla aspira al depósito de las obras en la pinacoteca, no a la transmisión de su propiedad.

Tampoco se reducirían las visitas a los edificios que las albergan -Consistorio, sede de la Diputación, el Archivo de Indias y los Reales Alcázares-, ya que las sedes actuales de las obras o bien tienen interés per se, sin necesidad de contar con esos lienzos, o están destinadas a usos que no requieren esas obras de arte. Y es que, a juicio del portavoz de la asociación, Manuel Valdivieso, "el visitante de los Reales Alcázares o del Archivo de Indias no busca la contemplación de esas pinturas como elementos característicos de ambos bienes de interés cultural".

En este sentido, resulta llamativo que tres de los cuadros deseados, piezas de Luis Tristán, Esteban Murillo y Antonio María Esquivel, se encuentran en el Alcázar, pero no a la vista de cualquier visitante. Están colocados en las estancias privadas del conjunto monumental, a las que sólo acceden Sus Majestades los Reyes cuando viajan a la ciudad.

Tampoco la Diputación tiene su Juan de Roelas en el lugar más idóneo para el disfrute ciudadano. En cuanto al Archivo de Indias, cuenta con dos Goyas que son propiedad de una compañía privatizada (Altadis), si bien, su emplazamiento corresponde a una decisión del Ministerio de Cultura. "La vocación del Archivo ha de ser otra y las obras que en él se exhiban habrían de estar relacionadas con el americanismo de España", opina Valdivieso. Sin embargo, el argumento que puede resultar más atractivo a las administraciones, teniendo en cuenta los actuales tiempos de crisis, es que esta ampliación, a diferencia de la del Palacio de Monsalves, no tendría coste alguno, al menos, económico.

Ahora es la Junta de Andalucía la que tiene que decidir si se une a la propuesta de Velázquez de Sevilla y capitanear el proyecto de trasladar estos importantes lienzos al Bellas Artes.

  • 1