Cultura

La otra crisis del flamenco

La crisis económica no sólo está afectando a los empresarios del flamenco dentro de Andalucía. En el exterior, la situación internacional está golpeando duramente a los certámenes privados impulsados desde España. La primera víctima, el Flamenco Festival de París Foto:flamencofestival.org

el 15 sep 2009 / 20:49 h.

La crisis económica no sólo está afectando a los empresarios del flamenco dentro de Andalucía. En el exterior, la situación internacional está golpeando duramente a los certámenes privados impulsados desde España. La primera víctima ha sido el Flamenco Festival de París, que queda en el aire hasta, al menos, 2010.

La empresa Marín Producciones, propiedad de Miguel Marín, organiza desde el año 2001 festivales de arte jondo privados en el extranjero con artistas eminentemente andaluces. Hasta ahora, celebraba anualmente varios certámenes, siendo los más relevantes el de París, el de Londres y, cómo no, el de EEUU. A pesar de su intención de llevar a cabo una nueva edición del Flamenco Festival en la capital gala este 2009, la crisis económica le ha hecho cambiar de planes y posponer esta cita al menos hasta 2010.

"No se cubren costes y los teatros no saben si podrán llenar sus butacas. Además, los festivales se tienen que organizar con una antelación mínima de un año, y las subvenciones que recibimos de las administraciones no se conceden hasta finales del año en curso, por lo que no podemos contar con estas ayudas a la hora de preparar un certamen", lamenta Miguel Marín.

En este sentido, el empresario recordó que para el certamen francés de 2008, que se celebró el pasado mayo, la Junta le acaba de conceder una subvención de 22.000 euros. "No podemos contar con estas ayudas a priori, porque si al final no nos las dan o son menores de lo que esperamos, no nos salen las cuentas", explicó Marín, quien ya ha trasladado este problema a la Agencia Andaluza del Flamenco.

El empresario quiso dejar claro que no tiene queja de la Consejería de Cultura, con la que, de hecho, está negociando la ayuda anual que ésta le da para el Flamenco Festival de EEUU, que en 2008 fue de 120.000 euros.

Por todo ello, a su juicio, "el riesgo es demasiado alto y, con la crisis actual, es complicado lanzarse". De hecho, este empresario debía tener programado ya hace más de tres meses el festival de París, que se iba a celebrar en mayo. Sin embargo, ante las incertidumbres económicas, ha preferido posponerlo.

"La crisis está afectando al flamenco en el extranjero más que en España. Si tenemos en cuenta que nuestros presupuestos se basan en un 70% en los ingresos por taquilla, es comprensible que, ante la incertidumbre económica, ningún teatro ponga la mano en el fuego por una producción que al final puede no llenar", reflexionó Marín.

Los festivales de EEUU y Londres sí se mantienen y se está trabajando en su programación. No obstante, advirtió de que los teatros de estos países "también están muy reticentes porque saben que no es tan fácil como ante colgar el cartel de no hay billetes".

En cualquier caso, Marín Producciones espera que la situación mejore y remonte en 2010.

  • 1