Local

La parada de Metro y Cercanías en Guadaíra acortará los viajes un 20%

Los usuarios de la C-4 de Sevilla Este y Padre Pío y los de la línea 1 de la Olavide, Amate o La Plata serán los más beneficiados

el 11 mar 2012 / 20:10 h.

TAGS:

Punto del recorrido de la línea 1 donde se habilitaría la estación de Guadaíra, la número 22.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció en su última visita a Sevilla que este año se licitaría el proyecto para abrir una parada del Cercanías, de la línea C-4 (Santa Justa-Palacio de Congresos-Padre Pío-Santa Justa), en Guadaíra-Universidad Pablo de Olavide (UPO), una estación que se convertiría en el segundo intercambiador entre el Cercanías y la línea 1 del Metro, que está previsto que también tenga una parada en ese punto. De hecho, la estructura de la estación del suburbano está hecha desde que se inauguró la línea en 2009 a la espera de la obra de Fomento.

 

Y los beneficios de dicho intercambiador no son desdeñables. Según un informe de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, las reducciones de tiempos de viaje, en relación a la situación actual (con un único intercambiador Metro-ferrocarril en San Bernardo) serían de entre el 15% y el 22%.


Con este intercambiador se completaría por fin la línea 1, que contaría con su estación número 22, y ya no sería San Bernardo el único punto de conexión entre el Metro y el tren de Cercanías. Es tal su importancia que esta estación es la segunda por volumen de viajeros de la línea 1 tras la de Puerta Jerez.


Los más beneficiados por la entrada en funcionamiento de este segundo intercambiador serían los usuarios que proceden de las estaciones de Virgen del Rocío, Padre Pío-Palmete y Palacio de Congresos del ferrocarril.


Haciendo el transbordo en San Bernardo, el viaje entre la estación de Padre Pío del Cercanías hasta la parada del Metro en la Universidad Pablo de Olavide-Montequinto supone 26 minutos, mientras que con el intercambiador de Guadaíra el viaje se reduce a siete minutos, según el análisis realizado por la Agencia de Obra Pública de la Junta.
Del Palacio de Congresos a la Olavide se tardan ahora 27 minutos pasando del Cercanías al Metro en San Bernardo, pero con las paradas en Guadaíra el tiempo será de 12 minutos.


De la Olavide-Montequinto al apeadero de Renfe en Virgen del Rocío se tardarán 15 minutos, cuando ahora se necesitan 27.


Y para los viajeros procedentes del Metro, ir de La Plata a Padre Pío requerirá de 18,5 minutos, mientras que ahora se tardan 35 haciendo el transbordo en San Bernardo. De la estación del Metro de Amate a la del Cercanías en Padre Pío se tardarían 19,5 minutos, frente a los 34 actuales. Todo ello sin contar con los tiempos de espera.


Lo cierto es que si finalmente se abre el intercambiador de Guadaíra, los usuarios del Cercanías de Sevilla Este y Padre Pío podrán recortar sus tiempos de viaje a la Olavide o las estaciones del Metro de Cocheras, La Plata, Amate, Primero de Mayo y Gran Plaza. Un ahorro de tiempo que también disfrutarán los pasajeros del Metro procedentes de la Olavide, Cocheras, La Plata, Amate y Primero de Mayo que quieran ir a Padre Pío o Sevilla Este.


La estación Guadaíra del Metro, de similares características a la de la Olavide, ya tiene construida su parte más compleja y lo que resta no afectará al tráfico de la línea 1. Es una estructura con el vestíbulo principal en el primer nivel de calle y, en el segundo nivel, dispone de andén central, al que se accederá tanto por escalera fija como por ascensor y escalera mecánica, según informó la Agencia de Obra Pública de la Junta. Ya se puede observar el hueco abierto en el andén central de Guadaíra.En concreto, las obras que faltan por acometer son de instalaciones y sistemas (iluminación interior, sistemas de comunicación como expendedoras de títulos de viaje, canceladoras, implantación de la escalera mecánica y del ascensor), arquitectura (todos los acabados y terminaciones que revisten el interior de la estación, más las señales propias del servicio), equipamiento de los cuartos técnicos e instalación de las puertas de andén. Al margen de estas actuaciones, será necesario que Metro de Sevilla se coordine con ADIF, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, cuando el Ministerio de Fomento disponga del proyecto constructivo definitivo, para ejecutar el paso inferior bajo las vías del ferrocarril. Hasta que Fomento no tenga el proyecto constructivo no podrá definirse esta solución, o sus alternativas.


Eso sí, ADIF llegó a tener un proyecto básico, pero no el proyecto constructivo definitivo, y por eso todavía tiene que licitar su redacción.


Lo que no concretó la ministra de Fomento es cuándo podrá estar listo el proyecto, cuándo arrancarían las obras y cuándo estaría en marcha el apeadero del Cercanías, que ya estrenó la nueva línea de Santa Justa a la Cartuja, el C-2, el pasado día 20 de febrero con un tren cada hora, una frecuencia que los empresarios de Cartuja y los universitarios de la Isla consideraron escasa para las horas punta.

  • 1