Local

La participación tiene la llave

El estudio sobre estimación de voto el 9M del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) provoca un sentimiento agridulce entre el electorado y los dirigentes del PSOE. La mala noticia es que los comicios generales prevén casi literalmente un empate técnico entre el PSOE y PP, aunque Zapatero ganaría las elecciones por 1,5 puntos de ventaja.

el 15 sep 2009 / 00:06 h.

El estudio sobre estimación de voto el 9M del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) provoca un sentimiento agridulce entre el electorado y los dirigentes del PSOE. La mala noticia es que los comicios generales prevén casi literalmente un empate técnico entre el PSOE y PP, aunque Zapatero ganaría las elecciones por 1,5 puntos de ventaja. Una renta muy corta a pocos días de que se abran las urnas. Y más preocupante al volver la vista y comprobar que hace menos de un año la ventaja socialista superaba los tres puntos. El estudio aporta de no obstante una importante cuota de euforia en Ferraz con los datos que el CIS maneja sobre las elecciones andaluzas del mismo día. El sondeo vuelve a dar la mayoría absoluta al PSOE andaluz de Manuel Chaves. El PP de Arenas recupera terreno pero no lo bastante como para poner en peligro la mayoría que Chaves persigue y a pesar del descalabro que pronostica el estudio para los andalucistas. Cal y arena en el sondeo del CIS que plasma en datos el desgaste que está sufriendo el gobierno de Zapatero principalmente por la alarma creada en torno al ajuste económico de los últimos meses y el discurso de la crispación y el catastrofismo que viene manejando el PP de Rajoy utilizando asuntos de alta sensibilidad social como el terrorismo o la inmigración. Pero no hay que olvidar no obstante que el sondeo del CIS es un pronóstico serio sobre lo que puede ocurrir el 9M, pero es sólo eso, una proyección. Porque el resultado del domingo doblemente electoral podría ser muy distinto al anunciad, como ha ocurrido con frecuencia en otras ocasiones. La clave del día, que no aparece en el sondeo, volverá a ser la participación y la movilización de los electores para que acudan a votar. Da la impresión que la derecha está de nuevo perfectamente adoctrinada para ir a las urnas. Pero nadie sabe que harán millones de jóvenes pasotas o esa parte de la izquierda sociológica que se se desencanta con facilidad. Si ese electorado se moviliza Zapatero tendrá mayor ventaja y hará de nuevo añicos los pronósticos de los sondeos. De no ser así la partida en tablas parece estar servida. Al menos en Madrid. Aunque en Andalucía la mayoría absoluta también pende de las mismas llaves.

  • 1