Local

La pasarela de la calle Betis se retrasa por fallos en su diseño

Estaba previsto que los trabajos empezasen el pasado septiembre.

el 01 nov 2010 / 18:40 h.

TAGS:

La pasarela estará entre el muelle de la calle Betis y el Quiosco de las Flores.

Estaba previsto que los trabajos empezasen a lo largo de septiembre, pero, por ahora, no hay fecha. La instalación de la pasarela sobre el Guadalquivir en la calle Betis tendrá que esperar porque se ha tenido que redactar un nuevo proyecto. Según fuentes consultadas, un error en los cálculos de la cimentación ha provocado que se tenga que rehacer el proyecto, reajustando dichos datos para que no haya problemas de cimentación. Curiosamente, en la pasarela que se instaló en la Cartuja, junto al Jardín Americano, que es similar, no hubo tales problemas ni fallos a la hora de elaborar el proyecto.

Por ahora, la Gerencia de Urbanismo desconoce cuándo empezarán los trabajos, aunque afirma que será en breve. La empresa responsable es la UTE Martín Casillas y Torres Cámara SA.

Esta obra del mirador flotante costará 1,7 millones de euros que saldrán del Plan 5.000 del Gobierno central. En concreto, el proyecto incluye una pasarela peatonal y una zona de estancia sobre la margen derecha del Guadalquivir, a la altura del Quiosco de las Flores de la calle Betis. Tras anunciarse desde hace varios años –hace año y medio se sacó del convenio con la Confederación del Guadalquivir en el que se incluía–, la pasarela estará totalmente finalizada en siete meses, por lo que su inauguración podría tener lugar en vísperas de las elecciones del mes de mayo.

Como trabajo previo, se procederá a la limpieza, desbroce y explanación del terreno afectado, junto al Quiosco de las Flores. En los trabajos de demolición se intentará proteger el arbolado, recubriendo los troncos con tablas para evitar impactos. Según Urbanismo, uno de los objetivos no es sólo construir la pasarela-mirador, sino recuperar una zona verde junto a la comisaría de la Policía Nacional.

La tarima flotante será de madera maciza, sobre soportes regulables y con superficie estriada antideslizante, con un espesor de 45 milímetros y anchos variables de tablón según la zona del río. Estos paneles estarán apoyados sobre rastreles también de madera maciza de igual calidad. Puntualmente, en zonas concretas se utilizará pavimento continuo de hormigón con acabado antideslizante, sobre todo en las pasarelas y suelos con pendientes.

Además, como elemento de separación de distintos materiales en solerías y delimitando ámbitos se usará chapa de acero de diez milímetros de espesor. También se pondrán dos tipos de barandillas para evitar caídas al agua. En la zona de plataforma sobre la lámina de agua se colocará un vidrio de seguridad sobre carpintería de acero inoxidable. En la pasarela que la conecta a la trianera calle Betis, serán mediante barrotes de madera adosados al suelo.

Para la iluminación, se utilizarán farolas de ocho metros de altura sobre la orilla del río. Se proyecta también un alumbrado ornamental compuesto por bombillas tipo led blancas para la plataforma sobre el río y en los cantos de los balcones de la plataforma a pie de calle.

  • 1