Local

La pasarela paisajística flotante de la calle Betis estará lista a principios de 2011

el 03 mar 2010 / 15:45 h.

La pasarela paisajística flotante de la calle Betis, que cuenta  con un presupuesto de 2 millones de euros, estará lista a principios  de 2011, tras comenzar las obras el próximo mes de abril.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, acompañado del  presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Fernández, presentó hoy  el proyecto, que estará financiado por el Plan 5.000 y hará posible  la contratación de 30 personas durante su construcción.  

Esta plataforma se situará en la margen derecha de la dársena del  Guadalquivir, en el tramo comprendido entre el muelle de la calle  Betis y el espacio libre al sur del Kiosco de las Flores, y ocupará  una superficie total de 2.900 metros cuadrados, 1.400 en tierra firme  y 1.500 sobre la lámina de agua.  

Se distinguirán tres zonas conectadas a través de pasarelas  inclinadas, la plataforma a nivel de la calle Betis, la plataforma  intermedia y la plataforma sobre la lámina de agua del Guadalquivir.  De este modo, la pasarela se introduce en el bosque de ribera para  permitir la visión de la orilla del río y termina en la cota de la  lámina de agua.

Los miradores de la primera de ellas se resuelven mediante un  sistema de cimentación constituido por 10 pilotes prefabricados. De  esta pasarela nace otra inclinada que conecta con la intermedia,  constituida por un muro de contención y una altura variable de entre  uno y 2,5 metros, que discurre medianero con la terraza del kiosco de  las Flores.  

De igual forma, de la segunda nace una tercera pasarela inclinada  en forma de 'L' que conecta con la plataforma a nivel de la lámina de  agua y que estará formalizada por un sistema de cimentación mediante  70 pilates que forman una retícula de 6 metros de luz en sentido  perpendicular a la calle Betis y de luz variable en el sentido  paralelo.

Además, todas las plataformas estarán revestidas mediante solería  flotante de madera maciza de bosque ecológico y los elementos de  protección como barandillas y rejas estarán constituidos en unos  casos por madera y en otros por acristalamientos de seguridad.

Por su parte, Sánchez Monteseirín destacó que se trata de "uno de  los espacios más peculiares y significativos de la ciudad, tanto por  su valor histórico como por ser un referente visual para el barrio de  Triana", aunque admitió que se encuentra "infrautilizado, los  sevillanos no lo han pisado jamás".

Así, señaló que Sevilla cuenta con un paseo fluvial "envidiable  que hay que rentabilizar al máximo, desde el punto de vista  turístico, social y económico" y aclaró que la construcción de esta  pasarela "no es una actuación aislada", sino que va en la línea de  otras como son el Muelle de las Delicias, el Paseo de la O, la  recuperación del Jardín Americano, el Muelle de Nueva York o la  biblioteca de Torneo, en el Paseo Juan Carlos I.

  • 1