miércoles, 21 noviembre 2018
04:43
, última actualización
Local

La Pastora, en buenas manos

El restaurador Fernando Aguado reemplazará el cuerpo de la Virgen de las Aguas

el 17 feb 2012 / 20:35 h.

TAGS:

Era un proyecto que llevaba algún tiempo planteado, y ahora ha dado comienzo. El imaginero y restaurador sevillano Fernando Aguado ha iniciado los trabajos de restauración de la imagen de la Divina Pastora de las Almas. Se produce por iniciativa del grupo parroquial de fieles que existe en torno a esta advocación en Santa María de la Mesa.

Antes de verano está previsto que finalicen las labores sobre esta talla que, "a pesar de ser poco conocida y de sus pequeñas dimensiones, es de tremenda calidad", según destacó Aguado. De hecho, está atribuida a la gubia de José Montes de Oca, en el año 1715. Está considerada la tercera imagen de la Divina Pastora más antigua del mundo, después de las de Santa Marina (Sevilla) y Carmona.

Sobre los problemas que muestra la imagen, el cuerpo está en "muy mal estado y tendrá que ser sustituido, porque es muy difícil salvarlo, aunque esto no supone ninguna pérdida artística puesto que se trata de una imagen de candelero, de las de vestir", comentó este escultor-imaginero, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla en la especialidad de Restauración y Conservación de obras de arte.

Además, ha sufrido ataques de insectos xilófagos, las manos se encuentran también en malas condiciones y los ensambles están muy abiertos, por lo que "actuaremos sobre su consolidación y en las estructuras internas", reconoció Aguado.

Sin embargo, los brazos "se le hicieron hace pocos años, cuando la imagen fue intervenida por el escultor y restaurador utrerano Sebastián Martínez Zaya, y se van a mantener, ya que dicha actuación fue ejecutada magníficamente", según el imaginero.

En cuanto a la policromía, la Virgen conserva "en torno al 99% de la original, al haber permanecido durante muchos años en el interior de una vitrina". De esta forma, la apariencia física de la talla utrerana "va a sufrir pocos cambios, porque la limpieza necesaria es mínima".

Fernando Aguado se mostró "ilusionadísimo" con este proyecto, que tiene el visto bueno del párroco de Santa María y cuenta con los permisos eclesiásticos correspondientes.

La Divina Pastora de las Almas de Utrera fue la antigua titular de la extinguida hermandad del mismo título, que se fundó en la capilla de San Bartolomé en el año 1707. Lo hizo el religioso Fray Isidoro de Sevilla, que inició esta devoción en el mundo. Tres siglos después fue constituido un grupo parroquial con la intención de recuperar esta antigua devoción del municipio.

Precisamente es este grupo parroquial de fieles el que ha venido obteniendo ingresos de rifas y donativos para lograr fondos con los que acometer el proyecto de restauración de la imagen. Desde el mismo han mostrado su agradecimiento por la colaboración recibida, y esperan seguir contando con la ayuda necesaria del pueblo de Utrera para culminar esta intervención que asegure la conservación de su querida y venerada imagen y garantice su óptimo mantenimiento.

  • 1