Local

La patrona ya tiene una caseta

La Hermandad del Santa Ana tiene por fin una caseta para la feria, que empieza mañana. Tras casi una década esperando tener una espacio a su gusto, por fin los devotos de la patrona de Dos Hermanas consiguen un local en el recinto ferial, concretamente en la calle Candeletas, número 10.

el 16 sep 2009 / 02:33 h.

TAGS:

La Hermandad del Santa Ana tiene por fin una caseta para la feria, que empieza mañana. Tras casi una década esperando tener una espacio a su gusto, por fin los devotos de la patrona de Dos Hermanas consiguen un local en el recinto ferial, concretamente en la calle Candeletas, número 10.

En la feria resulta muy raro ver casetas referentes a casi todas las devociones del pueblo salvo la de la patrona. Una extrañeza que ya no se repetirá porque esta agrupación estrenará este año la caseta que llevaba pidiendo desde hace más de una década.

El hermano mayor de Santa Ana, Antonio Gavala, muy feliz estos días, entiende que debido a la lista de espera que existe no hayan podido tenerla antes y reconoce que el Ayuntamiento de Dos Hermanas había intentado que pudieran asistir a la feria con su propio local. "Ya el año pasado nos ofrecieron una caseta, pero tenía 30 metros cuadrados, una cosa muy familiar, que era poco para nosotros", precisa el responsable de la corporación. Sí está satisfecho con la caseta que tienen ahora, con 100 metros cuadrados donde se podrá acoger a los 700 hermanos de la corporación. Finalmente, esta caseta se llamará La de la patrona.

Y es que la relación de la feria con Santa Ana es mucha. De hecho, en los años 80 del siglo pasado lo que existía en la ciudad era la velada de Santa Ana, en junio, donde aparte de los cultos a la patrona se ponían casetas por las noches y se hacía una jornada de convivencia en el barrio de Los Montecillos. "Entonces se sacaba el paso por la tarde y luego nos íbamos a las casetas, de noche, porque en verano hace calor para vivir la fiesta de día", continúa. La concejalía de Fiestas Mayores decidió entonces que Dos Hermanas debía tener una feria y trasladó la celebración a principios de mayo, dos semanas después de la de la capital hispalense. De este modo, en junio se celebraría sólo la procesión y la fiesta se trasladó al real de Vistazul. Sin embargo, el hermano mayor recuerda que en aquellos años "la junta de gobierno tenía otras preocupaciones, como el arreglo de la casa de hermandad, y por eso no se pidió una caseta en la que entonces era nueva feria". Pero ya es una realidad y los miembros de la corporación ultimaban ayer los detalles.

  • 1