Local

La patronal augura que el Potaus no se ejecutará al completo

La ejecución del plan que vertebrará el área metropolitana no será un camino de rosas y sufrirá más de un problema, como ya los padeció en su tramitación. Ése es al menos el vaticinio de la patronal de la construcción, Gaesco, que ayer auguró que el documento "no se desarrollará completamente porque responde a una presión inmobiliaria que no existe".

el 16 sep 2009 / 04:39 h.

TAGS:

La ejecución del plan que vertebrará el área metropolitana no será un camino de rosas y sufrirá más de un problema, como ya los padeció en su tramitación. Ése es al menos el vaticinio de la patronal de la construcción, Gaesco, que ayer auguró que el documento "no se desarrollará completamente porque responde a una presión inmobiliaria que no existe".

El presidente de Gaesco, Miguel Rus Palacios, criticó abiertamente el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) no sin antes aclarar que al menos su reciente aprobación permite "un margen jurídico definido" para el desarrollo de los 46 municipios que componen el área metropolitana. Pero ésta fue la única alabanza que hizo en la jornada Potaus: una oportunidad para crecer, que organizó ayer la Cámara de Comercio.

Tras asegurar que no se han atendido las reivindicaciones del sector de la construcción, esgrimió que el Potaus nace "sin plan estratégico previo y sin estar sujeto a una memoria de indicadores reales". Lamentó, por lo tanto, la falta de un observatorio que aportara los datos necesarios para que no fuera "un corta y pega de 20 años de elaboración".

El presidente de Gaesco aclaró que existen lagunas "técnicas y jurídicas" en un planeamiento que "da poca cabida a la iniciativa privada" y que no se ajusta a los tiempos actuales de crisis. La presunta falta de actualización hizo que lanzara un aviso a navegantes: "El Potaus no se desarrollará completamente porque responde tarde a una presión inmobiliaria que ya no existe". Cabe recordar que este documento recoge la construcción de 54.800 viviendas y el impulso de 69 áreas de oportunidad, de las que el 70% corresponde a un desarrollo empresarial, logístico o terciario.

Tampoco dejó pasar la ocasión para criticar a las áreas de oportunidad, de las que dijo que originaron "un efecto llamada no adecuado en los ayuntamientos, que pedían tener una de ellas como si escribieran una carta a los Reyes Magos y no por criterios de sostenibilidad ni de base".

Las quejas de la patronal de la construcción se formularon en el primer acto sobre el Potaus después de su aprobación y ante su más fiel defensor, el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas. "Es hora de dejar de discutir si son galgos o podencos", advirtió, para seguidamente afirmar que el "documento está hecho y ahora no es el momento de parar la maquinaria, sino para su gestión y su ejecución".

El gran caballo de batalla que tendrá que lidiar el consejero será desterrar la competencia entre consistorios a favor de planes supramunicipales. De eso disertó el decano del Colegio de Arquitectos Técnicos de Sevilla, José Antonio Solís. "El único temor es que no es fácil aunar los criterios de 46 alcaldes", remarcó, al tiempo que señaló que el problema viene de la filosofía de que "uno siempre quiere ser mejor que el vecino".

  • 1