Local

La patronal se desmarca del plan contra la siniestralidad del Consistorio

UGT y CCOO apoyan la nueva norma que sustituye a la tumbada por el TSJA.

el 27 ene 2011 / 16:37 h.

TAGS:

Dos obreros lamentan la muerte de un compañero.

Al igual que ocurrió con el pliego de medidas contra la siniestralidad laboral impulsado en el pasado mandato y tumbado por el TSJA, el nuevo proyecto de la Delegación de Economía y Empleo nace sin el respaldo de la patronal. La Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) anunció su rechazo a las medidas articuladas por el Consistorio para aumentar el control sobre las obras y para habilitar instrumentos que reporten beneficios en las contrataciones a las empresas que cumplan con las medidas municipales. Tanto CCOO como UGT han dado su apoyo al proyecto.

La CES, que critica que el Consistorio no haya negociado con los empresarios la nueva normativa, toma como punto de partida para su rechazo al proyecto, difundido a través de un comunicado, las limitaciones en las competencias municipales que recogió el propio TSJA en su sentencia de noviembre de 2008, a raíz de un recurso interpuesto por los propios empresarios: "El Ayuntamiento carece de competencia en una materia que se encuentra expresamente regulada en la legislación básica estatal y normas de desarrollo y no hay normas específicas de carácter local".

Con esta premisa, la CES arremete contra uno de los puntos principales del proyecto de la Delegación de Economía y Empleo: la creación de un observatorio municipal sobre la seguridad y la salud laboral, que determinará los inspectores que podrán acceder a las obras -de forma voluntaria aunque con posibilidades de tener algunos beneficios en contrataciones- y que llevará un seguimiento de todos los siniestros laborales que se produzcan en la ciudad en los que participará el Consistorio. Para la CES supone una "duplicación de servicios y gastos": "Es innecesario y comportaría otro gasto para desarrollar una actividad sobre la que no se tienen competencias y en la que ya están actuando los órganos que las tienen recomendadas".

Por último, la CES alude a que no se dan "circunstancias de especial gravedad o alarma social que justifiquen el pacto". Para la patronal, la situación de la siniestralidad es mejor que hace años y ya se han puesto en marcha campañas de información sobre la prevención de riesgos laborales. Los empresarios aportan datos: durante 2010 se redujeron un 7,9% los accidentes laborales -de 25.880 a 23.560- y los accidentes laborales mortales se deben en su mayor parte a "patologías no traumáticas".

El acuerdo fue negociado principalmente con los sindicatos y con la Confederación de Empresarios por la Economía Social (Cepes). Tanto CCOO como UGT subrayaron que habían dado su visto bueno a la propuesta de acuerdo contra la siniestralidad remitido por la Delegación municipal de Empleo y lo consideraron necesario para el sector en la ciudad. Ambos ya rechazaron la sentencia que tumbó el anterior proyecto.

  • 1