Local

La pelea por un local situado en Los Montecillos llega a los tribunales

Un local de Los Montecillos, con bar incluido, es el gran objetivo. El presidente del club de pesca, Manuel Cotán, denunció a su homólogo de la asociación de vecinos de Los Montecillos, Francisco Gómez, tras dos décadas compartiendo local. Unas diferencias crearon una situación tan insostenible que acabó en un juzgado.

el 15 sep 2009 / 23:24 h.

TAGS:

Un local de Los Montecillos, con bar incluido, es el gran objetivo. El presidente del club de pesca, Manuel Cotán, denunció a su homólogo de la asociación de vecinos de Los Montecillos, Francisco Gómez, tras dos décadas compartiendo local. Unas diferencias crearon una situación tan insostenible que acabó en un juzgado.

El club de pesca liderado por Manuel Cotán llevaba 20 años compartiendo local con la asociación de vecinos, pero a finales de 2007 se eligió una nueva directiva en la misma, presidida por Francisco Gómez, y fue entonces cuando una serie de diferencias, sobre todo personales, llevaron a los primeros denunciar a los segundos. Fue el último recurso a unos meses de tensión entre dos personas que habían sido amigas.

Según la versión del club de pesca, desde que entró el nuevo presidente en la asociación de vecinos empezó a "cargarse a todo el mundo". Tuvo que irse el empleado que regentaba el bar (ahora lo lleva él mismo) y terminó "echando" a Antonio León (anterior presidente de la asociación de vecinos que ocupaba un cargo en su directiva). "El último que quedaba era yo y, como no me iba, empezaron las vejaciones y los insultos y, con ellos, los problemas", cuenta.

De los insultos se acusan mutuamente, aunque fue el presidente del club de pesca el único que acudió a los tribunales. La tensión se hizo máxima en una reunión de la asociación de vecinos en la que se le pidieron al club de pesca tres cosas: un cambio de localización dentro del edificio, que se sacaran el carné de socios de Los Montecillos y una subida de 150 euros sobre la cuota de 300 que pagaban anualmente. Todo ello figura en el libro de actas de la asociación de vecinos, que fue presentado ante el juez.

La historia se hace aquí difusa, ya que el club de pesca sostiene que le amontonaron las cosas que poseían, no les dejaban tener ordenador y les quitaron los cables que daban acceso al teléfono y la conexión a internet.

Para el máximo responsable de Los Montecillos todo se debió a un problema personal y era su homólogo del club de pesca "quien enturbiaba el ambiente". Por eso fue a hablar con socios del club de pesca para que lo echaran. "Creí que era lo mejor, lo que pasa es que los socios no querían porque le quieren, y yo los entiendo, porque la gente del club de pesca son jóvenes y llevan pescando con él desde que eran niños, pero saben que es quien caldea el ambiente", relata.

En su opinión, "es una persona que insulta a la gente". Hasta recuerda una vez en la que tuvo que "llamar a la Policía Local porque amenazó a uno de los socios".

La situación, lejos de llegar a una solución, acabó en una vista que se celebró a finales del pasado mes de enero. La demanda fue desestimada por falta de pruebas, pero el club de pesca recurrirá la sentencia. Sostienen que ahora irán más preparados para ganar, ya que uno de sus fallos, por ejemplo, fue no levantar acta ante un notario de lo ocurrido en el local.

  • 1