sábado, 23 marzo 2019
16:31
, última actualización
Local

La ‘pequeña Alhambra’ de Paradas tiene tirón

El palacete nazarí el Carmen de los Arrayanes ha recibido un millar de visitas desde que se abriera al público en el mes de septiembre.

el 23 ene 2014 / 23:30 h.

TAGS:

Uno de los patios de la ‘pequeña Alhambra’ de Paradas. Uno de los patios de la ‘pequeña Alhambra’ de Paradas. La pequeña Alhambra, el palacete nazarí el Carmen de los Arrayanes, una casa privada que pertenece a la familia de José Luis Romero, ha recibido un millar de visitar desde el mes de septiembre, cuando se abrió al público. En concreto, la visita número 1.000 se produjo el pasado lunes durante la excursión guiada que realizaron los escolares del instituto San Albino. Este palacete en poco tiempo se ha convertido en todo un referente de Paradas y en un atractivo turístico de la provincia de Sevilla. Poseer esta pequeña Alhambra era un sueño de José Luis Romero Núñez, que finalmente se hizo realidad. Este palacio nazarí, el Carmen de los Arrayanes, se ha levantado en pleno centro de Paradas, en el número 8 de la calle Larga, y aunque su propietario fue algo reacio a abrir sus puertas para mostrarlo al público, finalmente, Romero Núñez accedió a mostrar su casa. Este palacete nazarí lo primero que despierta es sorpresa y admiración. Doce años de obras, de esfuerzo, de ilusión han dado sus frutos y han colmado las ilusiones de José Luis Romero, un vecino de Paradas que regenta un comercio de telas y ropa frente a la parroquia de San Eutropio de Paradas. Esta pequeña tienda ha sido desde siempre la forma de vida que eligió Romero para sacar adelante a su familia: mujer y dos hijos. Toda una vida de esfuerzo, entrega y sacrificio. El único capricho que se ha permitido este empresario ha sido tener un sueño, “mi locura”, como él mismo lo califica. El deseo de reproducir en su Paradas natal lo mejor de la arquitectura nazarí granadina, la época de mayor esplendor de la cultura andalusí. Con este sueño ha conseguido que Paradas tenga un nuevo atractivo turístico junto con el templo parroquial de San Eutropio, que alberga un museo con el lienzo de La Magdalena de El Greco; la ermita de San Albino; la capilla de San Juan de Letrán o la Fuente de El Cañuelo. Este comerciante adquirió la casa en 1993, que derribó para dejar libre un terreno de 500 metros cuadrados en el centro del pueblo para así construir su nuevo hogar a su antojo. Sin tener conocimientos de arquitectura, ideó y diseñó él mismo todos los detalles del palacio. En 2005 terminaron las obras y desde entonces su familia reside en esta pequeña Alhambra ubicada en el centro de la Campiña. Su construcción fue laboriosa y en ella se emplearon 12 años, 125.000 piezas de azulejos traídos de Granada y más de cien moldes distintos de silicona para las yeserías, algunas de varios metros de alto. La principal premisa era ser lo más fiel posible al estilo nazarí granadino, algo que finalmente ha conseguido José Luis Romero.

  • 1