Local

La pequeña Amanda, cantera de la igualdad

Sindicatos, partidos y asociaciones feministas, aglutinadas en dos plataformas, rreivindican los derechos sociales y laborales de las mujeres y denuncian su recorte por la crisis

el 08 mar 2013 / 19:34 h.

TAGS:

Amanda, de 10 años, lo tiene claro cuando se le pregunta por qué se manifiesta el 8 de marzo. "Porque soy mujer", responde. Si se la interroga sobre qué se reivindica este día también contesta sin dudar. "La igualdad entre hombres y mujeres". Pero su respuesta más rotunda la da al preguntarle en qué cree que unos y otras no son iguales aún. "En que hay hombres que se creen mejores". Amanda representa la cantera del movimiento feminista, un relevo generacional que preocupa a las que ya peinan canas y llevan "erre que erre" -como rezaba ayer el lema de una de las manifestaciones- desde que en 1976 las mujeres españolas salieron por primera vez a la calle para celebrar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora reivindicando sus derechos. Dicen que las jóvenes creen que ya está todo hecho porque hoy la discriminación es más sutil.

Como cada 8 de marzo, cientos de sevillanas -y también hombres comprometidos con la igualdad- marcharon ayer por el Centro de la ciudad (pese a la lluvia) en sendas manifestaciones que, con media hora de diferencia, partieron de la Plaza Nueva. Una división histórica en el movimiento feminista impide desde hace años aunar ambas movilizaciones, algo que representantes de organizaciones alineadas en una u otra lamentan pero insisten en que "no hay manera" de resolver.

Sindicatos mayoritarios, parte del movimiento feminista y de gays y lesbianas, el PSOE y el Instituto Andaluz de la Mujer se unen a la protesta convocada por el colectivo Ágora, que terminó este año en las Setas de la Encarnación. La Charanga del Pirata amenizó esta marcha a los sones de temas tan simbólicos como Resistiré o ¿A quién le importa lo que yo haga? En esta manifestación predominaron los lemas por los derechos laborales de las trabajadoras y las denuncias contra sus retroceso con la crisis y sus recortes de excusa.

"En este momento más que nunca tenemos que hacer ver a la ciudadanía los riesgos a los que nos está llevando la política de recortes. La austeridad está provocando un retroceso social que van a hacer falta 25 años para recuperarnos. La igualdad no es ni restringible ni recortable", denuncia la coordinadora provincial del IAM, Elizabeth Donaire. La secretaria de la Mujer de UGT Andalucía, Ana Pérez Luna, insiste en ello:"No hay motivos para la celebración sino para la reivindicación porque la reforma laboral y los recortes en servicios públicos son un desastre para la situación de la mujer. Una serie de servicios que tienen que estar garantizados por el Estado lo están asumiendo las mujeres con excedencias o jornadas a tiempo parcial porque no hemos avanzado lo suficiente como para que nuestros compañeros asuman esas tareas".

El portavoz del PSOE municipal, Juan Espadas -que acudió acompañado de varias concejales socialistas y parte de la Ejecutiva provincial- defendió la necesidad de mantener un "tono muy reivindicativo" en este día aunque también recordó que por la mañana "ha habido un acto muy bonito en el que el agua de la fuente de la Puerta de Jerez se ha teñido de morado y los niños que han estado hoy en el Ayuntamiento han leído un manifiesto".

Detrás de esta marcha, separadas solo por los coches policiales, discurrió la de la Plataforma 8 de marzo, integrada por 47 asociaciones de mujeres, lesbianas y transexuales y PCA e Izquierda anticapitalista. El portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos -una lesión impidió a Josefa Medrano acompañarle- denunció que "en este contexto de crisis se observa cómo la pérdida de derechos y empleo castiga especialmente al eslabón de la cadena productiva que son las mujeres. La igualdad real es un grito de actualidad". La portavoz de la Plataforma, Soledad Granero, lamentó que "los derechos de las mujeres no llegan a consolidarse y a formar parte de la sociedad y hoy más que nunca corren peligro porque se priorizan otras necesidades sociales que son urgentes pero si no nos unimos en estos momentos de crisis nunca conseguiremos que la igualdad se consolida como requiere una sociedad democrática y justa". Sobre la desunión de las protestas defendió que "nosotras solo hemos pedido que no hubiera políticos ni sindicalistas en la cabecera porque hoy el protagonismo es de las asociaciones".

En esta marcha, que terminó en la Alameda, además de las reivindicaciones laborales se oyeron lemas por la libertad sexual - "me gustan las peras, me gustan las manzanas, me voy a la cama con quien me da la gana"-;el derecho al aborto; el reparto de las tareas domésticas -"ole ole, arsa arsa, tíos vagos no quiero en mi casa, que no mueven el culo, ni cogen el cubo ni friegan la casa"- y hasta la dictadura de la moda sobre las féminas -"la talla 38 a mí me aprieta el ..."

 

  • 1