martes, 20 noviembre 2018
16:39
, última actualización
Local

La pérdida de dinero para los parados abre otro frente político

Andalucía baraja impugnar el reparto estatal de los fondos y los sindicatos anuncian movilizaciones

el 28 may 2012 / 19:31 h.

TAGS:

Ávila se reunió ayer con Pastrana y Carbonero.

Los recortes estatales en los fondos destinados para los parados ha abierto un nuevo frente con el Gobierno de Mariano Rajoy. La Junta estudia llevar a los tribunales el reparto de dinero que el Ejecutivo central ha inyectado a las comunidades para las políticas activas de empleo, esto es, para formar a los desempleados y discapacitados. El Gobierno andaluz considera "discriminatorio" la distribución de los recursos que, por primera vez, no tiene en cuenta el número de parados de cada región. Andalucía, con 1,2 millones de desempleados, es la gran perjudicada por el cambio de criterio del Estado. Los sindicatos han anunciado movilizaciones contra el "agravio continuo" del Ejecutivo a esta tierra.


Las políticas activas de empleo han sufrido este año un tijeretazo del 57%. Todas las comunidades recibirán menos dinero para reinsertar a sus parados en el mercado laboral. Pero Andalucía es la que más pierde, según la Junta. El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, denunció ayer que el Ministerio de Empleo, dirigido por la onubense Fátima Báñez, ha optado por tratar por igual a todas las autonomías, sin tener en cuenta sus peculiaridades, algo que calificó de "discriminatorio". Andalucía, por ejemplo, es la que soporta la mayor tasa de paro (ronda el 33%) y esa circunstancia ya no contará a la hora de distribuir el dinero. Andalucía recibirá casi 400 millones menos que en 2011 por los recortes generales, y perderá otros 35 millones por el cambio de criterio del Ministerio, según cálculos de la consejería. La letra pequeña del ajuste se conoció la semana pasada, en la Conferencia Sectorial en Madrid.


Ávila, que se reunió ayer con los líderes sindicales para hacer un frente común contra el Gobierno, anunció que los servicios jurídicos de la Junta barajan impugnar el reparto de los fondos. Aseguró que la modificación de los criterios que hasta ahora regían solo perjudica a Andalucía y a Extremadura, pero esta última, gobernada por el PP, recibirá un plan especial de empleo. "Este reparto es rechazable y absolutamente inadmisible", criticó. El consejero admitió que el margen de maniobra de la Junta para gestionar este dinero, que proviene en su totalidad del Estado, es "muy limitado".


protestas. Los sindicatos fueron más duros en sus críticas al Gobierno de Rajoy, un Gobierno que, a su juicio, está "obcecado con discriminar a Andalucía". UGT y CCOO preparan protestas en la calle contra el "acoso sistemático" del Ejecutivo central a esta tierra. El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, tildó de "indignante, injusto, irresponsable e insolidario" el nuevo reparto del dinero para las políticas activas de empleo. Censuró que los dos ministros andaluces, Cristóbal Montoro y Fátima Báñez, se "ceben" con la comunidad y preguntó al líder de la patronal andaluza, Santiago Herrero, qué opina al respecto. Manuel Pastrana, dirigente de UGT-A, vio necesaria una "reacción social" contra el "castigo" a los parados andaluces y se mostró convencido de que el Gobierno de Rajoy "aún respira por la herida electoral" tras el fiasco de Javier Arenas el 25-M.

  • 1