Deportes

La permanencia queda a un paso

El Sevilla Atlético se deshizo sin excesivos problemas (2-0) de un ultra defensivo Eibar, que mucho hizo con mantener su portería a cero hasta la segunda mitad, y con ello se coloca a un paso de asegurarse la permanencia.

el 15 sep 2009 / 00:58 h.

El Sevilla Atlético se deshizo sin excesivos problemas (2-0) de un ultra defensivo Eibar, que mucho hizo con mantener su portería a cero hasta la segunda mitad, y con ello se coloca a un paso de asegurarse la permanencia.

El equipo dirigido por Fermín Galeote, superior de principio a fin, tuvo la paciencia necesaria para romper el muro de un rival que jugó con uno menos desde el minuto 34 de la primera mitad, por la expulsión de Raúl García.

Tan sólo una llegada de Alfaro merece ser destacada en los primeros 20 minutos de juego. Todo discurría con normalidad para los "armeros", hasta que el colegiado del choque mandó a los 34 minutos a Raúl García a la caseta por doble amarilla.

Estaba claro que, con uno más sobre el terreno de juego, el Sevilla Atlético buscaría con mayor fe el arco defendido por Cuellar. Como hizo Armenteros en el 40 desde el borde del área.

Sin embargo, Yagüe tuvo al filo del descanso el 0-1 para los vascos, pero su potente disparo salió rozando el larguero de la portería de Javi Varas.

En el tiempo de descuento, Perotti volvió a poner en apuros a Cuellar, que no tuvo más remedio que mandar a saque de esquina un balón que se colaba.

En la segunda mitad, la misma tónica del primer acto. Monólogo local, sin recompensa para los intereses sevillistas. En el 48, con todo a su favor Armenteros perdonó a los profesionales azulgranas.

El filial tocaba y tocaba el balón, pero siempre echaba de menos ese último pase que habilitara a sus hombres ante Cuellar. En el 10 de la reanudación, nueva opción de gol desperdiciada por Armenteros.

Antes de que Galoete moviera pieza, el 1-0. Logrado por Alejandro Alfaro en el 61. El tanto hacía justicia a lo que estaba acaeciendo en las instalaciones de la carretera de Utrera. El triunfo parecía cerca de quedarse en casa.

Pero Mandiola trataba de evitarlo con un doble cambio (Altuna y Medina) que empatara el pleito. Igualada que evitó Javi Varas en el 77 tras un gran cabezazo de Txiqui.

En el minuto 82, con el Eibar partido en dos, Salva Sevilla rubricó la victoria de los suyos después de un lanzamiento por alto digno de la Liga de las Estrellas. De ahí al final, lucimiento de los locales que incluso vieron como Javi Varas le paraba una pena máxima al visitante Txiqui.

  • 1