Cultura

La piratería, un negocio viejo como las Américas

el 23 nov 2009 / 20:42 h.

La muestra incluye reproducciones a escala de navíos que las tuvieron con los piratas.

No ha sido una exposición forzada por los dolorosos acontecimientos que nos han hecho fijar nuestra atención en Somalia desde hace semanas, pero a los organizadores de Mare clausum, mare liberum. La piratería en la América española les ha venido de cara la actualidad -en mala hora, pero así ha sido- para suscitar algo más del interés que ya de por sí el asunto despierta y, de paso, para plantear una moraleja: que así que pasen los siglos, piratas los ha habido y los habrá siempre, unos con pata de palo y un ojo a la virulé, otros con lanzagranadas y muy poco reparo por la vida ajena, algunos de secano con un teclado en sus manos... ¿Seguimos?

Pero bueno, dejando de lado lo sucedido con el Alakrana, lo curioso es contar que el Archivo General de Indias, en su deseo de dar a conocer los mil y un tesoros documentales que custodia, llevaba meses alumbrando una exposición de ésas que concitan el interés común. La misma que podría haberse inaugurado hace unas semanas pero que, esperando a la ministra de Cultura -de la que depende la institución- se ha pospuesto -hasta ayer-, para que al final la tuviese que inaugurar el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, porque Ángeles González-Sinde estuvo buena parte del día en la ciudad, mas no tuvo tiempo de acercarse hasta la antigua Casa Lonja.

Politiqueos y detalles raros aparte, lo cierto es que la exposición sorprende por su vistosidad y por lo bien armada que está, en lo que ha tenido mucho que ver la experiencia de las comisarias, Falia González Díaz y Pilar Lázaro de la Escosura, que han sintetizado en poco más de 170 objetos lo que fue la piratería en la América española.
"El problema de la piratería apareció en América desde el mismo momento en que se difundieron las noticias del descubrimiento de unas nuevas tierras de fabulosas riquezas, y perduró hasta la independencia de las nuevas naciones", se contextualiza en la muestra.

Y pese a que la corona española detentó el monopolio comercial con las Indias y arbitró un sistema de navegación en convoy, el resto de potencias, que no creían en un mar clausum o cerrado para España y sobre todo que sabían del oro y la plata de las Indias, protestaron y alentaron cuanto pillaje pudieron para menoscabar esa situación dada.

En este punto, la muestra cuenta cómo la corona hizo frente a los enemigos con la creación de un sistema de flotas y galeones, con la formación de escuadras de navíos para proteger las costas y con la fortificación de los puertos estratégicos. Para ello se han reunido documentos originales, libros, maquetas de fortificaciones, reproducciones de navíos y muestras del armamento utilizado.

  • 1