Local

La planta de basuras echa a andar seis años después

Después de seis años desde su inauguración, la planta de transferencia de residuos de Lora del Río ya está funcionando, lo que permitirá mejorar la gestión de la basura en la comarca de la Vega.

el 16 sep 2009 / 01:06 h.

TAGS:

Después de seis años desde su inauguración, la planta de transferencia de residuos de Lora del Río ya está funcionando, lo que permitirá mejorar la gestión de la basura en la comarca de la Vega.

La planta de basuras cuenta, entre otras cosas, con un punto limpio, que es como denominan las administraciones a los vertederos controlados. De todas maneras, este servicio, que permitirá recoger desechos que no se pueden depositar en los contenedores de la vía pública, todavía no funciona, porque faltan algunos ajustes. Por otra parte, el Ayuntamiento de Lora del Río, en función a los Fondos Europeos de Desarrollo Rural (Feder), está a la espera de poder construir un espacio destinado a la recogida de escombros en el lugar.

La planta de basuras tiene tres contenedores y una cabeza tractora que se encarga de trasladar los desechos hasta Guillena, que cuenta con uno de los más modernos complejos de tratamiento de residuos de todo el país. Para estas labores se contrató a tres personas que, además de llevar a cabo la tarea del transporte del material, también se encargan del mantenimiento de las citadas instalaciones.

Se da la circunstancia de que los primeros pasos para la construcción de esta central en Lora del Río se iniciaron como consecuencia del cierre en el verano de 1999, y por parte de la Junta de Andalucía, del vertedero incontrolado que existía en el monte de Matallana. Como resultado de esta resolución, el equipo de gobierno, presidido entonces por Manuel de Jesús Ledro León (PP), decidió crear un nuevo impuesto para hacer frente al encarecimiento que suponía tener que llevar la basura para su tratamiento hasta la vecina Guillena y que, según el Ayuntamiento de Lora del Río, desaparecería en el momento en que estuviera funcionando la futura planta de transferencia de residuos del pueblo.

Las obras comenzaron poco después y la planta de basuras fue inaugurada de manera oficial el 21 de julio de 2003 en un evento al que asistió la entonces consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, así como todos los alcaldes de los pueblos cercanos, y otras autoridades de la Junta de Andalucía que no quisieron perderse la convocatoria. Sin embargo, la planta de basuras no funcionaba todavía, ni lo hizo en los años siguientes, sin que nadie diera explicaciones, a pesar a las continuas denuncias vertidas desde la oposición y desde otros colectivos. Hasta ahora.

  • 1