jueves, 18 abril 2019
12:54
, última actualización
Deportes

La plantilla aplaude a los administradores concursales

Buen ambiente en la comida de hermandad entre jugadores, técnicos, consejeros y administradores concursales, cuya intervención fue ovacionada por los futbolistas.

el 15 feb 2011 / 20:44 h.

Foto de familia de los asistentes.

El consejo de administración del Real Betis, con su presidente, Rafael Gordillo, erigido en anfitrión, almorzó ayer con la primera plantilla y el cuerpo técnico en la finca Los Molinos de Maestre, enclavada en el término de Dos Hermanas y cedida gratuitamente por su propietario.  

El ágape, sin coste alguno para la entidad debido a que el responsable de la empresa encargada del catering, Miguel Ángel, tampoco cobró por el servicio, se celebró en un ambiente de cordialidad y calma.

Los asistentes, 56 en total -sólo David Odonkor se ausentó-, se personaron en el cortijo alrededor de las 13.30, hora en la que Gordillo agradecía a los encargados del evento su detalle de no cobrar un solo céntimo por el servicio.

El dirigente, acompañado del vicepresidente, José Antonio Bosch, fue saludando uno a uno a los miembros de la plantilla, el staff técnico y los administradores concursales, que fueron colocándose alrededor de las mesas dispuestas para el ágape.

Posteriormente, y ya con todos los asistentes en sus asientos, Gordillo se dirigió a la primera plantilla, a la que trasladó su total confianza pese a la crisis de resultados. Además, el ex internacional presentó a todos los integrantes del consejo de administración -asistieron los siete- y dialogó en privado y de manera amistosa con los capitanes de la plantilla, a los que, según han informado a El Correo algunos jugadores, calmó en relación a los supuestos problemas de cobro.

El primer consejero en abandonar las instalaciones de la hacienda fue Miguel Guillén Vallejo. Rafael Gordillo y el abogado José Antonio Bosch fueron, junto al asesor Luis Ruiz de Huidobro, los últimos en despedirse del entrenador y los administradores concursales, cuyos discursos fueron ovacionados por el plantel de manera efusiva.

Al acto también asistió la afamada psicóloga del club, Patricia Ramírez Loeffler, con la que algunos jugadores bromearon al pedirle una terapia de grupo para solucionar la racha actual de derrotas.

Optimismo total

El presidente de la entidad, Rafael Gordillo, indicó a El Correo que "hay confianza total" en la plantilla y Pepe Mel, al que saludó de forma efusiva en la entrada de la finca. "La derrota del Rayo y el empate del Celta me hacen tener muchísima más moral que el sábado, que estaba muy tocado", aseguró el dirigente. "Les he dicho a los chavales que sé que van a salir de esto y vamos a tirar otra vez hacia arriba", arguyó.  

  • 1