sábado, 15 diciembre 2018
22:35
, última actualización

La plantilla de la base de Morón se plantea una huelga en septiembre

Emprenderán movilizaciones si las negociaciones que se están realizando entre el gobierno de España y el de Estados Unidos no trae resultados positivos.

el 07 ago 2014 / 15:43 h.

Los trabajadores de la base aérea decidirán el jueves si vuelven a las protestas, como ya hicieran en 2010. / Javier Díaz Los trabajadores de la base aérea decidirán el jueves si vuelven a las protestas, como ya hicieran en 2010. / Javier Díaz Los trabajadores de la empresa 'Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR),  gestora del mantenimiento la base militar aérea de Morón de la  Frontera, han llevado a cabo este jueves una asamblea ante el anuncio  de expediente de regulación de empleo (ERE) para 55 personas, en la  que se ha planteado la realización de una huelga a partir de  septiembre si las negociaciones que se están realizando entre el  gobierno de España y el de Estados Unidos no trae resultados  positivos para los trabajadores. En este sentido, el portavoz de comité de empresa, Javier  Domínguez, ha indicado a Europa Press que los trabajadores van "a  confiar" en las gestiones políticas y, por tanto, en las  negociaciones que se están produciendo entre el Ministerio de Defensa  y Estados Unidos para solucionar esta situación y "dar estabilidad a  la plantilla". Sin embargo, advierte de que si esto no trae resultados, se  convocará una huelga a comienzos de septiembre. "La plantilla está  mermada, pero vamos a confiar en las gestiones políticas que se están  produciendo y en función de lo que pase tomaremos una decisión",  añade. Asimismo, Domínguez ha señalado que, si no llegan a un acuerdo, se  convocarán las movilizaciones en septiembre, con todos los  trabajadores presentes y cuando "somos más para apoyarnos". El ERE planteado por VBR extintivo para 55 trabajadores de las  instalaciones supondrá la eliminación de tres departamentos de pista  que desaparecen del pliego condiciones del nuevo contrato, como son  abastecimiento de combustible, carga y descarga y parque móvil. La empresa gestora de los servicios civiles de estas instalaciones  militares ya promovió a finales de 2010 un primer expediente de  regulación de empleo "por causas organizativas", para extinguir 286  de los 594 puestos de empleo sujetos entonces a tales servicios, que  finalmente quedó rebajado a 119 personas. En 2013, cuando Estados Unidos decidió ampliar su presencia  militar en la base de Morón de la Frontera con el despliegue de 500  infantes de marina y ocho aeronaves, la empresa promovió un nuevo  ERE. En esta ocasión no medió acuerdo alguno y en septiembre, 'VBR'  consumó el despido de otros 66 trabajadores, toda vez que pocos meses  después, Estados Unidos ampliaba aún más su presencia militar en  Morón para sumar 850 infantes de marina y 17 aeronaves en estas  instalaciones. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) declaraba "no  ajustado a derecho" el ERE de 2013 al atisbar incluso aspectos como  un "incremento de tareas en determinados departamentos", los 66  trabajadores despidos a través de este procedimiento recurrieron ante  el Tribunal Supremo a la búsqueda de la nulidad de los despidos, si  bien la plantilla afronta ahora un nuevo conflicto con este tercer  expediente de regulación de empleo (ERE) anunciado por VBR.

  • 1