Local

La plantilla de Lipasam recuperará gran parte de la nómina perdida

Horas extra para retirar la basura, reposición de contenedores
y menores ingresos por tasas amortiguan el ahorro en salarios.

el 08 feb 2013 / 12:36 h.

TAGS:

Primer día de recogida. Foto: A. M. G.
Acuánto asciende la factura de la huelga de Lipasam? Al final será lo comido por lo servido. El Consistorio calcula en 1,25 millones de euros el importe que dejarán de percibir los trabajadores que secundaron el paro indefinido, y cuyo impacto en las nóminas sufrirán en febrero. Mientras, el coste adicional por la retirada de la basura acumulada durante los once días del conflicto laboral será de 750.000 euros -se incluye reparación de los vehículos estropeados-, un operativo que, en principio, se prolongará a lo largo de una semana. Y, por último, está el volumen de ingresos que la Hacienda municipal perderá tras su compromiso de no aplicar la tasa correspondiente a las jornadas sin servicio completo, cantidad que el Ayuntamiento aún no había cifrado ayer, más el desembolso en alrededor de 100.000 euros para reponer los contenedores quemados por los vándalos.

Si se tienen en cuenta esos cuatro factores, el ahorro que el Ayuntamiento de Sevilla podría obtener por pagos no satisfechos a la plantilla quedará amortiguado por las horas extra necesarias para retirar la basura amontonada y desinfectar en derredor, la menor cosecha tributaria y la compra de nuevos contenedores. Así pues, o tablas, o coste económico sin gran impacto para las arcas locales. Cosa bien distinta sería el coste en la imagen de la ciudad y para el turismo -recuérdese aquí los reportajes en los medios de comunicación internacionales, desde Le Monde hasta The New York Times, pasando por la cadena norteamericana CNN o la británica BBC-.

Lo que sí está ya claro es que la plantilla de Lipasam recuperará buena parte de los ingresos que dejaron de percibir durante la huelga -como media, unos 600 euros- gracias a las horas extra que echarán para que las calles queden expeditas de mierda. ¿Cuántas horas serán? Maximiliano Vílchez, delegado de Urbanismo y Medio Ambiente en el equipo de Juan Ignacio Zoido, no pudo precisarlas, ni tampoco qué porcentaje de la nómina podrán ahora recuperar los empleados -no pocos de ellos, tras votar el pasado jueves el fin de la huelga, ya echaban sus cuentas, y se disponían a presentarse voluntarios para echar las peonadas de más-.

En efecto, depende del tiempo adicional que finalmente sea necesario, si bien Vílchez apuntó esos 750.000 euros de coste extraordinario y, en todo caso, matizó que las horas adicionales serán siempre voluntarias. Quien quiera, bien, y quien no, pues nada. No obstante, un cruce entre el importe añadido y el ahorro teórico en las nóminas predice que, por término medio, el operario rescatará el 60% de los ingresos esfumados.
El dispositivo especial, un zafarrancho de una semana, aunque si es posible acortarlo, se hará, consta de tres turnos por jornada -cubren las 24 horas del día- con 140 trabajadores cada uno y 30 vehículos. La faraónica tarea: retirar 7.000 toneladas de basura. De los contenedores, los buzones, las papeleras e incluso de áreas no destinadas a dejar las bolsas pero que, sin embargo, han sido objeto de una particular contrahuelga: por ejemplo, las puertas y el acerado de la sede regional de CCOO -sindicato mayoritario en el comité de empresa de Lipasam-, en Plaza del Duque.

Como la molestia es generalizada entre los ciudadanos y todos, lógicamente, quieren ser los primeros en ver sus calles como los chorros del oro, desde el Consistorio se pidió paciencia, puesto que se han fijado prioridades. ¿Cuáles? El delegado de Urbanismo habló de las vías donde estén más desbordados los contenedores y la acumulación de basura dificulte el tránsito. Y no habló en ningún momento de barrios concretos.

Ni de los feudos del PP ni de los tradicionales de voto de izquierdas. Para muestra, un botón. Sólo unas horas después de terminar la huelga, buena parte de los buzones (con recogida automática) de la calle Corral del Agua, en Pino Montano, estaba despejada, no así en vías interiores de esta barriada. Y cabría decir lo mismo del granero popular de Los Remedios, donde se alternaban los contenedores llenos y vacíos. Eso sí, el Centro será de los primeros espacios en relucir. No se dieron explicaciones pero éstas se presuponen: los turistas,

Maximiliano Vílchez concretó que, conforme se vaya eliminando la basura, se procederá a limpiar, a desinfectar y a echar productos para eliminar el mal olor. Después, a adecentar las calles -con barridos, riegos, etcétera-. "Estos trabajos se prolongarán hasta que la ciudad recupere su situación habitual", precisó Vílchez.
Junto a estas tareas, se ha concebido un dispositivo paralelo de reparación de la flota de vehículos de Lipasam que, aseveró, está "muy mermada por averías y ausencia de mantenimiento durante estos días de huelga". No lo mencionó, aunque en el aire sobrevolaban los sabotajes denunciados a lo largo del conflicto laboral.

Para la puesta a punto, el Consistorio anunció, a través de un comunicado, que recurrirá a "talleres externos [a los de la propia empresa Lipasam]". Desde el Consistorio dijeron que la disponibilidad de vehículos es sólo del 40%.

Y un último ruego fue lanzado por Maximiliano Vílchez: "Esperemos que los trabajadores muestren su colaboración y disposición y que en el plazo de una semana, prácticamente, queden limpias las calles de la ciudad".

  • 1