Local

Los despidos en Merca acabarán ante el juez al no lograr acuerdo

Los encerrados en la Catedral levantan la protesta para preparar el frente judicial

el 02 ago 2013 / 14:29 h.

TAGS:

Encierro de los trabajadores de Mercasevilla en la Catedral. / EP Encierro de los trabajadores de Mercasevilla en la Catedral. / EP El despido colectivo en Mercasevilla acabará ante los tribunales al concluir ayer sin acuerdo el periodo de negociaciones, en el que los trabajadores rechazan que se destruyan 115 empleos y se externalicen otros 39 para dejar a la plantilla con sólo 25 empleados. A la espera de las cartas de despido, los trabajadores, que se habían encerrado en la Catedral, anunciaron ayer de que el conflicto “no ha acabado aquí” ya que denunciarán la decisión del Ayuntamiento ante la Justicia. “Queda la batalla jurídica”, advirtieron en una asamblea en la que anunciaron que levantaban el encierro y la huelga que mantenían, para preparar la batalla judicial. La reunión se produjo entre lágrimas y gritos de los trabajadores, que llegaron a descalificar con insultos al Gobierno municipal y al alcalde, Juan Ignacio Zoido. A la asamblea asistieron también concejales de los grupos municipales de PSOE e IU, que han solicitado a Zoido que reconsidere los despidos y estudie las propuestas de los trabajadores. El portavoz de la plantilla, Rafael Domínguez, arropado por las cúpulas provinciales de CCOO y UGT, cuyos secretarios generales asistieron a la asamblea, explicó que el comité de empresa ha ofrecido incluso “una rebaja del 30%” en la jornada de trabajo, con su correspondiente reducción salarial, al objeto de ahorrar hasta “1,2 millones de euros” al año a la empresa. También se ofertó la “flexibilización” del convenio colectivo con la consiguiente pérdida de derechos, pero los representantes de Mercasevilla lo rechazaron asegurando que el ahorro debe alcanzar los cuatro millones. El Ayuntamiento, socio mayoritario de Mercasevilla, sostuvo que los trabajadores rechazaron diversas propuestas destinadas a “atenuar los efectos del despido y disminuir el número de puestos de trabajo a amortizar”, y acusó al comité de defender propuestas “inasumibles”. Tras acusar a los representantes de los trabajadores de no realizar “propuesta alguna hasta el día de ayer”, el Consistorio criticó que se insistiera en mantener el empleo público. En un comunicado, el Ayuntamiento aseguró que la reducción del 30% de las horas de trabajo propuesta por el comité “no es suficiente para remediar el déficit de explotación” y además supondría un “quebranto en la prestación y calidad de los servicios” sin solucionar el desequilibrio económico. Según la nota, para que “tuviese sentido la reducción de jornada y salarios, debería existir demanda de los servicios, cosa que no concurre”. El ayuntamiento añadió que el comité rechazó reunirse con los mayoristas de pescado, “interesados en colaborar en el plan de recolocación de unos 40 empleados”, y tampoco aceptó “reducciones de costes salariales en los servicios de limpieza, vigilancia y mantenimiento que hubieran permitido mantener los puestos de trabajo de esos servicios”. Cuestionó también que, frente a su oferta de indemnizaciones de 25 días de sueldo por cada año trabajado, la plantilla hubiese insistido en reclamar 45 días. Ante esa tesitura, el portavoz de los trabajadores concluyó: “No nos ha quedado otra alternativa que levantarnos de la mesa sin acuerdo”, lo que derivará en el conflicto judicial, que por esperado no resultó menos dramático, como se puso en evidencia en la asamblea, en la que un trabajador llegó a lamentar en voz alta: “Ya estamos muertos”. El grueso de los despidos será notificado el 12 de agosto, al día siguiente de ser efectiva la liberalización de servicios de la lonja de pescado, por lo que Domínguez comenzó ayer a dar instrucciones concretas a la plantilla acerca de la impugnación individual de cada despido y el recurso colectivo del que será objeto el ERE. La reestructuración de Mercasevilla se debe a la liberalización de los servicios de carga de género y facturación de ventas que la plantilla de Mercasevilla presta en la lonja de pescado. El Ayuntamiento mantiene que la privatización responde al cumplimiento de las regulaciones comunitarias, y ya ha promovido una operación de ampliación de capital de casi seis millones de euros para recabar fondos con los que afrontar las indemnizaciones del expediente de regulación de empleo (ERE). El Ayuntamiento, como socio mayoritario de Mercasevilla, aporta 3.086.154 euros a la ampliación de capital.

  • 1