sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Deportes

La plantilla del Betis suplica unidad

Algunos aficionados preparan protestas para este domingo, así que los jugadores del Betis y el propio club dedicarán esta semana a hacer llamamientos a la unidad.

el 16 may 2010 / 20:51 h.

Arzu, junto a Emana en un entreno.
La semana que acabó ayer tuvo tres acontecimientos que a lo mejor pueden significar otros tantos puntos de inflexión en la hasta anteayer decadente temporada del Betis. El primero fue la desmesurada reacción del club a las declaraciones de Víctor Fernández tras el empate casero contra el Murcia, que a su vez provocó el segundo, las reuniones por separado del técnico y de los cuatro capitanes con Manuel Ruiz de Lopera para solicitar un poco de respeto en este trance que está siendo la campaña en Segunda. De aquellas reuniones salió el compromiso general de dejar las rencillas en la cuneta y apostar por la unidad de aquí al final de la campaña, algo en lo que los representantes de la plantilla fueron muy explícitos con el máximo accionista.

El tercer punto de inflexión fue la victoria ante el Nástic. Era importantísima para los jugadores porque ya no tienen permiso para dejarse más puntos por el camino, eso es obvio, pero también lo es porque no había otra manera de que las peticiones de apoyo de la plantilla fuesen bien acogidas por la afición. Sabían los futbolistas que un tropiezo en Tarragona no sólo sería nefasto desde el punto de vista clasificatorio, sino que haría casi imposible que su solicitud de unidad para el siguiente encuentro en casa, ante la Real Sociedad, fuese siquiera tenida en cuenta por el beticismo. Más bien al contrario, un empate o una derrota habrían aumentado la hostilidad de los aficionados y habrían alimentado protestas como la que se está gestando desde el 1-1 con el Murcia.

El caso es que el partido del Nou Estadi deparó el mejor de los escenarios posibles para el Betis, sobre todo después de la derrota del Cartagena y el empate del Levante, y los futbolistas verdiblancos tardaron muy poco en llevar a la práctica el plan que de una manera u otra fueron pergeñando a partir de la reunión del pasado martes. La que empieza hoy será una semana de continuos llamamientos a la afición -por parte de los jugadores y por supuesto por parte de la entidad- para que olvide otros problemas y se centre en ayudar al equipo en las cinco jornadas que quedan, pero ya en el vestuario del estadio tarraconense apareció uno de los capitanes, Arzu, para dejar un pequeño y significativo anticipo. "El apoyo de la afición es necesario. Nosotros dependemos mucho de nuestra afición, es numerosa y fiel y nos empuja mucho. Lo que reclamamos es que dejemos las divisiones y las manifestaciones para cuando ellos crean pero que de aquí al final de la Liga tengamos su apoyo", solicitó el centrocampista de Dos Hermanas.

Hasta el domingo será imposible comprobar si la solicitud de ánimo es oída por la hinchada, pero un vistazo a los foros donde germinó la idea de protestar contra el palco el día 23 deja claro que de momento no hay intención de desconvocar el acto. Hay otra queja común entre esos aficionados: la inexistencia de iniciativas por parte del Betis para incitar a sus seguidores a acudir al estadio, que ya ante el Murcia presentó la peor entrada en muchísimo tiempo. El club, lejos de atender ese clamor, mantiene los precios de toda la temporada y no hace ningún tipo de ofertas.

  • 1