jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Deportes

La plantilla del Écija Balompié denuncia en bloque los impagos

George, Cissé, Hagan y Manzano no han reclamado. Tampoco han tramitado su sanción Garrido, Rubén Alonso, Caye y Miguelito.

el 06 jun 2014 / 12:41 h.

IJ7S2980 Toscano ha sido uno de los cedidos que ha presentado denuncia. El futuro del Écija Balompié es un auténtico misterio. La sombra del descenso administrativo a Primera Andaluza planea sobre San Pablo. Las reuniones para escenificar la venta del paquete accionarial que controla Eduardo Serrano no han registrado avances en las últimas horas y la sede en Madrid de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha recibido decenas de denuncias de jugadores que han pertenecido a la plantilla astigitana en los últimos meses. Según ha podido saber El Correo de Andalucía, los únicos que no han tramitado reclamación ante los servicios jurídicos del sindicato de futbolistas han sido George, Cissé, Isaac Hagan y Manzano, cuyos contratos contemplaban su participación a cambio exclusivamente de la manutención, Guille Pavón y los cedidos Álvaro Garrido, propiedad del Real Betis, y los recreativistas Caye Quintana, Miguelito y Rubén Alonso. El descenso a Primera Andaluza es una cuestión de especial relevancia en el seno de una entidad instalada en la continua provisionalidad. El único rostro presente en las oficinas de San Pablo es el de José Luis González, secretario del club y colaborador de Eduardo Serrano, aún presidente, y Desirée Lechuga, secretaria del consejo, en los últimos meses. El empresario valenciano, propietario del 100% de las acciones que poseía Actividades Deportivas Astigi SL hasta noviembre de 2013, se ha reunido con dos emisarios que trasladaron ofertas de muy inferior volumen a la de su primer planteamiento, 210.000 euros. Así, el drama de carácter administrativo es una amenaza real, ya que las arcas de la Calle José Herrainz no disponen de la liquidez necesaria para abonar las tres nóminas adeudadas a la plantilla, marzo, abril y en algunos casos mayo íntegramente y en otros el 50% de mayo al pactarse el final de los acuerdos el día 15. La deuda total, según han confirmado a este periódico fuentes del anterior consejo que han auditado el libro de cuentas, asciende a los 50.000 euros, una cifra que se liquidaría con el cobro de la subvención municipal del Ayuntamiento de Écija, que ha bloqueado los 45.000 euros en concepto de patrocinio. El Correo pulsó ayer la opinión de los principales referentes del vestuario para conocer los trámites adoptados por la plantilla en el capítulo de los impagos. Así, y gracias al asesoramiento de Jesús Barbadilla, Jesule, responsable de la AFE en el grupo IV de Segunda División B, los jugadores han presentado sus denuncias por la morosidad de los sueldos anteriores al 30 de junio. Así, los únicos que no han formalizado su queja han sido Cissé, Isaac Hagan, George y Manzano, que pactaron su aterrizaje en San Pablo a cambio de comida y vivienda, y Pavón. Los cedidos cobraban de sus clubes de origen y ninguno de los cuatro, los recreativistas Miguelito, Caye y Rubén Alonso y el bético Álvaro Garrido, han denunciado. El caso del cordobesista Toscano es diferente. Un porcentaje de sus ganancias eran asumidas por el propio Écija y sí ha sancionado.

  • 1