miércoles, 23 enero 2019
11:14
, última actualización
Local

La plataforma contraria a la zona azul en Bami pide retomar el parking de Rafael Salgado

El Ayuntamiento reitera que la medida «está consensuada» con los vecinos de la zona.

el 24 jun 2014 / 15:52 h.

TAGS:

Un trabajador de AUSSA le explica a una usuario cómo funciona el parquímetro en la zona de Bami. / Pepo Herrera Un trabajador de AUSSA le explica a una usuario cómo funciona el parquímetro en la zona de Bami. / Pepo Herrera Los colectivos de Bami que han expresado su oposición a la implantación de la zona azul en la barriada se reunieron nuevamente ayer para hacer lectura de un manifiesto en el que, al margen de exponer los motivos de su «total oposición» a este sistema de estacionamiento regulado, dieron a conocer su catálogo de propuestas para mejorar la movilidad en la zona frente una medida, que insisten, es «meramente recaudatoria» y «no soluciona el problema de los gorrillas» para los que piden «soluciones sociales» al Ayuntamiento. Éste reitera que la nueva zona azul «está consensuada» con los residentes de Bami. Así, entre las medidas presentadas como alternativas a la zona azul en Bami (se han creado 1.726 plazas nuevas), este grupo de vecinos, comerciantes, usuarios hospitalarios, profesionales de los centros sanitarios, empleados públicos de consejerías y trabajadores coincidieron en exigir al Gobierno local «la puesta en funcionamiento del aparcamiento subterráneo en la plaza Rafael Salgado», un proyecto actualmente paralizado al estar incluido en los malogrados lotes de aparcamientos subterráneos contratados años atrás a Equipark. La infraestructura requiere ahora de una inversión de un millón de euros para poder ser operativa. La plataforma apuntó también «una sustancial mejora de los transportes públicos», sobre todo en relación a las líneas de Tussam, aunque no llegó a especificar cuáles. Eso sí, como propuesta final expuso la necesidad de que Bami disponga de «un plan de movilidad eficiente» que acabe con los problemas que soporta este enclave «con un alto nivel de tráfico» y una población flotantes «muy destacada» en torno a los centros hospitalarios y los organismos públicos. Con estas premias, este colectivo de afectados insistió en la anulación de la implantación de la zona azul en el entorno de Bami y pidió a los ciudadanos que en caso de pagar las tasas requeridas «guarden los tickets para reclamar su devolución». Entre los motivos que sostienen su rechazo esbozaron una larga lista, entre las que señalaron cuestiones como que los residentes se ven obligados a abonar 80 euros anuales para obtener la acreditación que les permite estacionar, toda vez que los trabajadores y usuarios del hospital y las consejerías sufren «un perjuicio económico». También subrayaron que se está viendo afectado el sector del comercio al sufrir «una repercusión negativa», pues «una parte importante de sus clientes son trabajadores que al verse obligado a aparcar en zonas alejadas dejan de realizar compras». Para visualizar el malestar y hacer llegar sus propuestas al Ayuntamiento, la plataforma ha elevado un recurso de reposición en el que avisa de la «ilegalidad» de la entrada en vigor de la ampliación del servicio público de estacionamiento en superficie regulado por precio o zona azul. Siguiendo con la línea de protestas iniciada tres días antes de su entrada en vigor en Bami y otros barrios, como Nervión y Macarena, anunciaron nuevas movilizaciones. La primera será este viernes en la Plaza Nueva, a la puerta del Ayuntamiento, «de 8.30 a 10 horas durante la celebración del Pleno». El colectivo recuerda que la relación de espacios con zona azul «figura exclusivamente en una resolución del delegado de Movilidad», por lo que lamentan que «no haya sido debatida ni aprobada por el Pleno pese a ser una de sus competencias». Desde el Ayuntamiento, no obstante, se recuerda «el consenso» y por eso «de momento» no habrá marcha atrás en la implantación de la zona azul.

  • 1