La plataforma vecinal contraria a la ampliación de la zona azul en Utrera recoge 6.800 firmas

El portavoz, Juan Manuel Cornejo, celebra la «gran aceptación» de la iniciativa en el pueblo

el 31 oct 2014 / 12:00 h.

Integrantes de la plataforma, antes de entregar las firmas en el registro. / S.C. Integrantes de la plataforma, antes de entregar las firmas en el registro. / S.C. Hace unos meses se ponía en marcha una campaña de recogida de firmas para rechazar la ampliación de la zona azul aprobada por el Pleno. Ayer se dio entrada en el registro a dichas rúbricas, siendo 6.813 las personas que se han adherido a la iniciativa. En torno a 230 nuevas plazas de aparcamiento se pintaron con el color azul aunque, debido a las quejas de algunos ciudadanos, el equipo de Gobierno redujo la medida a la mitad. Sin embargo, esto no fue bastante para un colectivo ciudadano que, constituido en plataforma y con presencia de diversos miembros de formaciones políticas de la oposición, inició esta campaña en verano que ahora culmina. El portavoz de la plataforma, Juan Manuel Cornejo, afirmó que aquel «paso atrás que se dio evidencia que no existen estudios serios que hablen de la necesidad de incrementar la zona azul porque, si el alcalde los tuviera, no habría retirado la propuesta de repente». En este sentido, recordó que «no nos conformamos con que se haya reducido el número de plazas previstas inicialmente, porque consideramos que la ampliación no obedece a ningún bien común». Este proceso de movilizaciones ha coincidido con el período de exposición pública que estos días se ha producido precisamente con respecto a la reducción de aquella ampliación inicial. Cornejo destacó ayer la «gran aceptación» que ha experimentado la recogida de rúbricas, ya que «prácticamente a todo el que se le pedía su apoyo lo daba, y no ha llegado ni al 1 por ciento el número de personas que se han negado a firmar». El Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) del Ayuntamiento recibió los pliegos, alcanzando una cifra «histórica» de adhesiones, con lo cual «es evidente que hay muchos ciudadanos que están en contra». Cornejo confía «que se oiga la voz del pueblo. Si no quieren escuchar la clara reivindicación de los utreranos, lo van a tener que hacer dentro de unos meses, en las elecciones municipales». En palabras del portavoz de la plataforma, «puede haber comerciantes o vecinos que estén de acuerdo, pero el alcalde no ha justificado la ampliación y sólo alega que ha recibido solicitudes. Por nuestra parte, hemos constatado que hay muchos comerciantes que están a favor de la derogación». En este sentido, el regidor local, Francisco Jiménez (PA), ha defendido los beneficios de dicha ampliación, ya que la medida «se corresponde con las necesidades del municipio, en base a criterios de rotación que permitan a la mayoría de ciudadanos disponer de un aparcamiento en las zonas en las que van a realizar sus compras o gestiones, de ahí que el 60 por ciento de las plazas se hayan ampliado en una zona eminentemente comercial como la avenida María Auxiliadora». En el caso de la calle Molares, sólo se han ampliado 16 plazas y 32 en La Corredera. Jiménez insistió en que la ampliación no persigue fines recaudatorios, «sino de ordenación del tráfico, como lo demuestra la reducción del coste de la tarjeta de residentes, que pasa de los 66 a los 33 euros anuales, permitiendo a los ciudadanos disponer de más posibilidades de aparcamientos por 9 céntimos al día». El alcalde quiso recordar que esta iniciativa «beneficia y refuerza» al pequeño comercio frente a las grandes superficies que ofrecen facilidad de aparcamiento, mientras que aseguró que «muchos comerciantes han agradecido la medida».

  • 1