sábado, 15 diciembre 2018
08:37
, última actualización
Toros

La plaza de toros abre sus puertas el sábado tras tres años de obras

La adaptación del recinto, «uno de los más antiguos de Andalucía», se ha realizado para dar cabida a conciertos, eventos deportivos o un cine de verano.

TAGS:

Los vecinos pudieron disfrutar de una jornada de puertas abiertas. / A. C. Los vecinos pudieron disfrutar de una jornada de puertas abiertas. / A. C. La afición taurina de Alcalá del Río nunca se perdió, solo estaba aletargada, adormecida, por lo que solo ha hecho falta un pequeño movimiento para que en poco tiempo todo eche a rodar. En poco más de un año, la Asociación Taurina Alcalá del Río ha superado el centenar de socios, con edades que van desde «los dos años el más joven a los 98 del mayor». El detonante, la remodelación de la plaza de toros, «una de las más antiguas de Andalucía», que este sábado abre sus puertas con una novillada que dará el pistoletazo de salida. Tras unos tres años de obras, «por fin se pone en marcha un proyecto que los vecinos han acogido con gran agrado e ilusión». Así lo relata uno de los miembros del comité, el concejal de Deportes Alejandro Romero (PSOE), coordinado desde el área de Cultura del Ayuntamiento de la localidad. El objetivo de esta inversión ha sido la de «recuperar un patrimonio del pueblo que estaba ahí desperdiciado», apunta Romero, y cuya primera intervención ya realizó el anterior equipo de Gobierno (IU). Entonces se llevó a cabo el «ensanche del ruedo, para que tuviera las medidas reglamentarias para festejos con picadores». En una segunda fase, realizada en la presente legislatura, se han acondicionado los aseos, se ha habilitado una zona para bares en los bajos de la plaza y se ha adaptado a personas con movilidad reducida. Además, «se han demolido los tendidos para adaptar la plaza a un recinto multiusos», ya que se sabe que lo que menos albergará el ruedo serán eventos taurinos, «dado que con la situación económica actual han descendido mucho», por lo que se opta más por conciertos, eventos deportivos o un cine de verano, entre otros. No obstante, aunque sean pocos serán más que ninguno por lo que esa afición «dormida» ha reaccionado de inmediato. Según el concejal de Deportes, parte de culpa de esta tradición taurina la tiene «Antonio Reverte Jiménez», primera figura del toreo a finales del siglo XIX y natural de la localidad. Desde su muerte en 1906, se han sucedido una «serie de toreros y novilleros alcalareños» que ahora se pueden contemplar en la exposición de fotografías ubicada en la Casa de la Cultura, con motivo de la reapertura de la plaza. Además, tendrá lugar una semana cultural llena de eventos que se suceden en estos días, cuyo colofón será una exhibición de bueyes y otra del club Hípica López Rendón el próximo 1 de marzo. El más señalado se vivirá el sábado 28 de febrero con la gran novillada que comenzará a las 16.30 horas. El lunes se presentó un vídeo que recoge los trabajos de remodelación y el martes, los vecinos pudieron disfrutar de una jornada de puertas abiertas. Un concierto de pasodobles el miércoles, un encierro infantil de carretones el jueves y un curso práctico de matadores del viernes completan el programa. La plaza de toros, en su localización actual, fue «mandada a construir en los años 50», apostilla Romero, en sustitución «de la antigua plaza de carros ubicada entonces en la plaza de España», en pleno centro. Asimismo, «según ha aparecido en algunas crónicas», Alcalá contaba con encierros «de cinco y seis días con motivo de las fiestas del patrón», San Gregorio de Osset, ya que era paso tradicional de reses que accedían al centro del municipio por una Cañada Real. Como más seña de la identidad taurina, todas las calles del recinto ferial «están identificadas con nombres de toreros». ~

  • 1