La plaza del Polvorón pierde el diseño de Guillermo Vázquez Consuegra

La oposición critica el “derroche” municipal de remodelar un espacio que se había creado hace sólo 10 años

el 12 dic 2009 / 18:20 h.

Estado de la plaza del Polvorón tras la remodelación.
Tras meses de obras, la recién remodelada plaza Ramón Auñón ha sido inaugurada. El proyecto que hace más de 10 años materializó el afamado arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra en Morón forma ya parte del pasado.


La popularmente conocida como plaza del Polvorón, por la forma que antaño asemejaba a este dulce, fue inaugurada tras un proceso de rehabilitación de seis meses. Ubicada en el centro de Morón de la Frontera, cuenta ya con nueva pavimentación, jardinería, iluminación y mobiliario urbano haciéndose eco el equipo de gobierno (PP)"de las demandas de los vecinos que desde hace tiempo venían reclamando el arreglo". El cambio culmina con la instalación de un monumento al poeta Fernando Villalón, estatua regalada por dos empresas", en palabras del alcalde del pueblo, Manuel Morilla.

El anterior autor del diseño para la rehabilitación de la Casa de la Cultura y su plaza, el citado arquitecto sevillano, quiso hacer de este espacio una sala más de estas dependencias, en este caso abierta, aunque el modelo no cuajó entre los vecinos, según el PP, que veían el lugar "demasiado frío" para el entorno. Con la obra, se pasa del granito y el hormigón a un ladrillo más convencional, y de las jacarandas a los naranjos para darle sombra.

Más allá del diseño en sí, esta decisión no gusta a la oposición. El PSOE se muestra totalmente en contra de la reforma porque "la plaza tenía problemas de mantenimiento, el equipo de gobierno la había abandonado para desprestigiar la gestión que la anterior corporación hizo". En opinión del PSOE, esto supone "todo un derroche que se podría haber destinado a otros puntos que también hay que arreglar", según expuso el secretario de organización del partido en Morón de la Frontera, Ignacio Cala.

Por su parte el portavoz de IU, Alejandro Álvarez, se manifiesta en los mismos términos: "No era necesario invertir dinero ahí cuando hay otras necesidades en el pueblo, máxime con lo costoso de esta remodelación".

Los vecinos tienen opiniones encontradas en cuanto a la necesidad del adecentamiento de la misma, si bien muchos piensan que había otras prioridades antes de restaurar esta plaza que hacía tan sólo 10 años que se había remodelado y estaba nueva.

El proyecto de Vázquez Consuegra fue concebido como una pieza que iba en consonancia con el proyecto de remodelación de la vivienda cedida por la familia de Fernando Villalón al Ayuntamiento de Morón y que, hoy día, acoge la Casa de la Cultura. Sin embargo, este proyecto no tuvo gran calado en la sociedad que, en numerosas ocasiones había comparado la plaza con un "mausoleo", según el PP.

  • 1